JFDO Ofrece:

miércoles, junio 15, 2011

Hace un año tomé la decisión de venirnos a vivir a Ibagué...

... y todavía estoy evaluando las consecuencias. Viéndolo superficialmente se podría decir que la embarré. Pero la verdad es que la salud emocional de mi mamá dio un salto cuántico hacia la mejoría. Ya cerró su duelo por la muerte de mi papá en el 2007. En cuanto a mí, los 5 o 6°C que en promedio es mas frio Ibagué que Cali han mejorado mi sueño increiblemente. Estoy durmiendo cada noche con un 25% de los fármacos que tenía que tomar en Cali. Entonces por este lado también ha habido ganancias.