martes, septiembre 13, 2011

Líneas de Investigación: De la Academia al que hacer Intelectual

He sido parte del sistema académico la mayor parte de mi vida y a nivel universitario, y especialmente en los últimos años se habla mucho de las líneas de investigación. Entiendo que por ejemplo que Colciencias no aprueba un proyecto si no pertenece a una línea de investigación. Yo siempre tuve problemas con estas líneas de investigación porque he sido muy inquieto y salto de la afición por un tema a otro con relativa facilidad. Por eso mis trabajos de grado, especialmente el de maestría [2009. Aproximación In Silico a la Estructura 3D de la Proteína Antiveneno DM64 de la Zarigüeya (Mammalia: Marsupialia: Didelphidae)], ha sido una tortura, porque cada uno de ellos supuso por lo menos dos años dedicado a un solo tema puntual. Pero ahora que mi ciclo académico ha terminado y estoy dedicado a leer, escribir y publicar por mi cuenta, me pregunto si las líneas de investigación funcionan también para un intelectual.

Porque es que ser Académico es algo muy diferente a ser intelectual. El académico trabaja para una institución y esta constreñido o guiado por una o unas pocas líneas de investigación. Para citar un ejemplo que me parece un poco extremo, uno de los jurados de mi trabajo de grado de maestría, ha estado dedicado por 20 años por lo menos, a modelar por medios informáticos (in silico) una proteína del receptor neuronal NMDA. Lo admiro mucho por esto porque por lo menos yo no sería capaz de dedicarme a algo tan puntual por tanto tiempo. Pero ahora que me perfilado como un divulgador de la ciencia y que tengo ganas de algún día escribir ciencia ficción, me pregunto si tener una línea de investigación no me sería útil para no naufragar en el maremágnum de información a la cual tenemos acceso desde que empezó la era del internet. Porque es que el tiempo es limitado, la cantidad de información virtualmente infinita y soy lento para leer y de pronto para escribir también. 
Pero como configurar una línea de investigación vital una persona como yo, a la cual le gustan tantas cosas: psicología evolucionista, neurobiología, antropología biológica, bio-teología, evolución y biología en general, mecánica cuántica y física en general, filosofía helenística (especialmente el epicureísmo), etc. Como hacemos una línea de investigación a partir de este sancocho. Si llego a ser escritor de ciencia ficción, seguramente estos tópicos me van a servir para mis historias. Y seguramente si se profundiza un poco se hallarán varias conexiones entre los mismos, pero construir una línea de investigación con todos ellos?, no se.
En todo caso por ahora, para no naufragar en ese maremágnum de información, he decidido que solo leeré con seriedad lo que tenga que ver con el libro o los libros sobre bipolaridad (uno biomédico y el otro anecdótico) que estoy escribiendo actualmente. El resto de información la leeré superficial y recreativamente solo cuando el tiempo lo permita.
En pocas palabras, me quejé toda la vida por esta preso de la jaula académica, y ahora que soy libre me siento un poco asustado. Yo creo que esa es una reacción normal de cualquier animal que lleva tanta tiempo encerrado y es liberado. Al final la solución puede ser que cada libro constituya una línea de investigación. Cada uno puede ser un cuento a parte, o formar parte de un universo como es caso de los capítulos de Star Wars de George Lucas o las diferentes películas o series del universo de Star Trek, solo por citar mis dos universos literarios favoritos.
Con respecto a este último hace rato quería registrar como me impacto la “perrada” literaria tan hábil que hicieron en la película de Star Trek XI. Por medio de una paradoja temporal, crearon una nueva realidad, lo cual les va a permitir comenzar una saga creativamente independiente de la saga convencional. Ya no tienen que respetar los eventos históricos claves de la saga convencional pues, repito, estamos ante una nueva línea de eventos.
Será que estos universos literarios como los nombrados, o como el de Isaac Asimov que describe la expansión de la humanidad en la galaxia durante unos 10,000 (saga de los robots que sigue con la saga de las Fundaciones), constituyen una suerte meta-líneas de investigación? O será que el escritor las va construyendo no-pre-planeadamente sobre la marcha. En mi opinión, esto parece ser lo que le pasó a Isaac Asimov. Pero en el caso de George Lucas, es obvio que los seis capítulos de Star Wars fueron cuidadosamente planeados. Star Trek parece estar a medio camino entre la improvisación de Isaac Asimov y el planeamiento cuidadoso de George Lucas. No se puede decir que un método es mas válido que otro (no me gusta hacer juicios de valor), simplemente son diferentes. En todo caso en ambos casos, y tantos otros que no conozco y no alcanzaré a conocer, el resultado fue espectacular. Y en ambos casos también, una vez la meta-línea de investigación o universo literario queda esbozado, se pueden derivar infinidad de historias de este.
Aplicando el principio de “Dorada Mediocridad Aristotélica” y siguiendo mi afición principal de toda la vida, creo que seguiré el método de Star Trek. Esbozaré un universo mas o menos definido y sobre la marcha iré improvisando, siempre y cuando los elementos de las historias improvisadas no violen los aspectos claves del universo esbozado, ni entren en conflicto con datos de historias pasadas dentro del mismo universo literario. Será que esto constituye la construcción de una meta-línea de investigación? De pronto. En todo caso va ser interesante ver como aprendo a comportarme fuera de la jaula académica. Vamos a ver si llego a ser un intelectual o me quedo en un limbo como ex-académico aficionado a leer, escribir y publicar.