jueves, mayo 10, 2012

Hace Rato que no me Ocupaba de mi Blog…

… y la razón es muy simple. He estado ocupado con los chicharroncitos que no faltan y ocupado en las cosas del corazón (es una metáfora fósil, pues los sentimientos son manejados en el cerebro). De unos meses para acá me dieron ganas de buscar pareja definitiva. Y eso me ha sorprendido mucho y preocupado un poco, pues la mayor parte de mi vida me he perfilado como una persona que terminaría soltero. He invertido mucho tiempo pensando sobre esto, y he gastado mucho tiempo ensayando los sitios online, para comprobar, una vez más, que no sirven para un carajo. Sino léanse el artículo sobre el particular en Scientific American: The Truth of Online Dating.

No queda más que hacer trabajo de campo en ciertos sitios claves que tienen que ver la pelada que quiero: monita paisa natural, bonita por dentro y por fuera, adaptable, buena conversadora, etc. Será que es mucho pedir?
Pero mas allá de la parte personal, porque a un hombre puede llegarle el momento de darle ganas de encontrar una pareja monógama definitiva? No se supone que los hombres somos poligínicos por naturaleza? O es que cuando somos más jóvenes pasamos una fase poligínica (=monogamia secuencial en mi caso) y mas adelante nos volvemos monógamos? O será que la monogamia es simplemente una imposición moral y económica (pocos pueden mantener mas de una mujer a la vez). Yo siento que lo mío es auténtico impulso monógamo. Que son ganas de dejar de estar picando aquí y allá, y tener algo estable y definitivo que resuelva el problema de una vez por todas. Por lo menos así lo siento, aunque se que puedo estar equivocado, porque casarse no es el fin de los problemas sino al menos en parte puede ser lo contrario.
En todo caso menos mal ya terminé de estudiar graduándome de mi maestría hace 5 años, porque este tema de conseguir pareja definitiva se me ha convertido en una idea recurrente e intrusiva. Tanto en su parte teórica, pero sobre todo en su parte práctica. Lástima que cuando me fijo un objetivo, me olvido de todo lo demás. Me olvidé de mi blog, de mis artículos, de mis amigos, etc. Esto ya lo empecé a corregir y ya empecé a relajarme con respecto a este tema, porque la ejecución del mismo es larga. Entonces a tener paciencia y diversificar actividades. Gracias por vuestra atención a algo tan personal.