JFDO Ofrece:

jueves, octubre 25, 2012

El Hombre está Condenado a ser Libre..

… al menos algo así decía el filósofo existencialista Jean-Paul Sartre. Y es una condena porque el ser libres pone sobre nuestros hombros la tarea de decidir y aún mas de ser responsables por las consecuencias de esas decisiones. Es probable que por eso, además del imperativo biológico, la mayoría de la gente decide hacer lo que los demás hacen (para donde va Vicente para donde va la gente): casarse, reproducirse, trabajar alienadamente, etc. Así como existe el contrato social, el cual es impuesto a uno por el estado a la hora nacer, y en el mismo uno renuncia a tomar la justicia por sus manos y dejar que el sistema militar o judicial del estado resuelva los problemas (cosa que un país como el nuestro no pasa en la mayoría de los casos) yo pienso que también se establece un especie de “contrato filosófico” en el cual la gente renuncia a pensar por si misma y deja que el sistema piense por ellas. ergo resultan, como yo ya lo dije, haciendo todo los demás hacen. De pronto en el futuro me tenga que comer estas palabras porque puede ser que yo resulte haciendo todo lo que los demás hacen. Por ahora haré mi mejor esfuerzo por no reproducirme y ser ateo (para mi la religión no es compatible con la ciencia y yo escogí a esta última).

Y todo esto hace que mi condena a la libertad sea más grande pues tengo las condiciones necesarias para hacer con mi tiempo lo que se me venga en gana. Y ese exceso de libertad a veces es perjudicial porque lo puede llevar a uno al libertinaje. Afortunadamente esto me ha pasado muy pocas veces en mi vida. Y me ha pasado pocas veces porque en palabras Freudianas tengo un super-yo muy fuerte. Modestia aparte la historia de mi vida demuestra que soy bueno para la academia y la intelectualidad. La academia fue divertida como estudiante pero como profesor no lo es tanto porque la misma es muy mal paga en nuestro medio. Entonces teniendo un futuro ya mas o menos definido, desde el 2010 vengo decidiéndome a salirme de la jaula académica y a empezar a explorar temas por mi cuenta. Ya tengo algunos artículos publicados y ahora voy a empezar a escribir libros, pero sobre que?
Estoy tan bien de ánimo que todo me llama la atención. Y la mayor parte de mi vida he estado bien de ánimo y con una condición bipolar subclínica (ciclotimia) que he resultado explorando varios temas, aún estando preso de una jaula académica muy cómodo como lo estuve hasta el 2007 cuando terminé mi maestría. Ahora después de haber superado la muerte de mi papá en este último año, haberme ajustado a Ibagué (ciudad a la cual nos trasladamos desde el 2010) y habiendo estabilizado mi ánimo definitivamente (me tomo como cinco años aplicando el método científico hasta llegar a la fórmula neuro-farmacológica perfecta para mi) llego la ahora de tomar la escritura como algo serio. Pero me sigo preguntando a mi mismo sobre que voy a escribir? Si aún siendo un académico publicaba artículos sobre temas disímiles? Y ahora que estoy libre para leer y escribir sobre lo que quiera, mi desorden puede ser aún peor. Y es que toca filtrar porque la cantidad de información es tanta, que ni con 1000 vidas alcanza uno a siquiera rasguñar la información acumulada por la humanidad.
Para mi hay cuatro grandes grupos de actividades realmente divertidas a los cuales un ser humano se puede dedicar: deportes, filosofía, arte y ciencia. Con respecto a la primera solo aspiro a hacer ejercicio unas tres veces a la semana como para no envejecerme tan feo. Pero es obvio que nunca he sido buen deportista, Sobre la filosofía estoy un poco desilusionado porque entiendo poco y la misma tiende a problematizarlo todo sin ofrecer muchas soluciones. Sin embargo, por lo poco que he leído sobre historia de la filosofía, me quedó gustando mucho el período helenístico de la filosofía griega (alrededor del tiempo de Alejandro Magno):´Cínicos, Estoicos y sobre todo Epicúreos. Se muy poco lo que he leído de Epicuro, pero definitivamente tengo que profundizar más sobre este filosofo pues lo poco que he leído sobre el me ha impactado mucho. Al menos ofrece soluciones muy simples frente a problemas como el existencialismo y el fanatismo religioso y la importancia de la ciencia. De arte se muy poco. No se nada sobre movimientos literarios y/o en artes plásticas. Con respecto a la poesía, debo ser uno de los muy pocos bipolares que no le gustan esta forma de expresión. Solo me gusta la poesía en prosa y/o expresado en formato musical y ojalá en salsa. Con mis amigos de Teatro de Univalle alrededor del año 2007 alcance a aprender algo de este tema y disfrute mucho sus obras y su compañía durante los remates de obras [sobre todo cuando eran comedias. He aquí otra forma de arte que me gusta, la comedia. Soy adicto a las comedias gringas (sit.coms)]. Al final me quedo con la ciencia y especialmente la evolución biológica que es algo en lo cual no soy tan ignorante.
A la ciencia, desde mi punto de vista cínico-egoistico-personal le veo otra ventaja sobre el arte. La ciencia es alegría del descubrimiento para saciar la infinita curiosidad humana. En cambio el arte, fuera de que no entiendo el lenguaje artístico, casi siempre es denunciativo sobre las muchas cosas que andan mal en la civilización humana (lo cual aplaudo porque alguien lo debe hacer), pero yo prefiero mantenerme en mi torre de marfil disfrutando de mis amigos y amigas, lecturas, escritos, juguetes, etc. pues los problemas de la sociedad no se van a arreglar en una o dos generaciones por lo cual nunca me he desgastado protestando ni haciendo nada de estas cosas, aún habiendo completado casi dos décadas en Univalle.
Bueno, eso es lo que quería expresar. Ya se mas o menos a que dedicarme. Incluso ya tengo dos proyectos de libros que estoy madurando para empezarlos a hacer en serio el próximo año, pero no voy a decir nada para no dañar la sorpresa. A lo mejor salgo con chorro de babas, pero definitivamente llegó el momento de pasar de los artículos de revisión a escribir libros.
Gracias por leerme. Un abrazo a todos.