miércoles, julio 31, 2013

Aunque las Cosas siguen Mejorando aquí en Ibagué, Cada vez me estoy Acostumbrando más a la Soledad

Hace rato no escribía en mi blog, pues he estado ocupado y todo ha estado muy bien. Casi me contratan en el 2013B en la Universidad de Ibagué como profe de Biologia para el nuevo plan de psicología, pero a última hora nos informaron que este plan entra en rigor en el 2014A por lo cual me toca esperar otros semestre. Quiero agradecerle a Alejandro Urbina, director del plan de psicología de dicha universidad por atenderme y por su disposición de contratarme pero en el último momento le dieron esa mala noticia y ni modo, se le salió de las manos, toca esperar otros semestre.

Aprendí a no ensillar antes de traer las bestias, pues confiado en durante el 2013B empezaba a recibir sueldo se me fue un poco la mano en gastos en mi tarjeta de crédito. Y eso no es nuevo, el año pasado gasté plata de más y ahora estoy pagando las consecuencias. Afortunadamente voy bien con los pagos mensuales de mi tarjeta de crédito, pero he llegado a la conclusión de que me toca quedarme la mayoría del tiempo quieto y solo en mi apto, estudiando para prepararme mejor para un muy posible contratación en la Unibagué en el 2014B.
Y más allá de que contraten o no, de que pueda vender mi apto en Cali para poner a producir la plata, etc., desde el 2008 vengo preparándome para tener una vida solitaria. Hay muchas razones por las cuales no puedo escapara a la soledad:
  • A medida que uno avanza en edad los parches cada vez van siendo menos, pues la gente se va para otras ciudades (generalmente Bogotá) o para países del primer mundo. Y los pocos amigos que me quedaban en mis últimos años (2009-2010) en Cali por ejemplo ya ´tienen vidas serías con trabajos e hijos que absorben todo el tiempo. Incluso la cosa a mejorado aquí en Ibagué, pues la gente mantiene mas desocupada, la logística es mucho más relajada (no se necesita logística) y tengo un grupo de amigos chévere. Pero con todo y eso, la tendencia es hacia la soledad.
  • El precio de la libertad es la soledad. Yo no quiero tener hijos. Mientras no me reproduzca puedo vivir austeramente con lo que me dejen mis padres. Cualquier trabajo que resulte va a reportar unas ganancias adicionales, pero no voy a depender del mismo para mi supervivencia. En cambio si me reproduzco ahí si me tocaría trabajar en serio. Ya no podría ser catedrático, sino que me tocaría meterme a cualquier universidad a dar cualquier materia que no me guste.
Como ya dije desde el 2008 (ver entrada donde habló de mi papá como el mejor e irremplazable amigo de mi vida, y la vez me quejo de la epidemia de enchicharronamiento que se empezaba a infectar a la mayoría de mis amigos) empezaba a sentir la soledad. Ahora manejo mucho mejor la soledad, pues ya tengo un grupo de amigos que se va agrandando aquí en Ibagué. Además la mayoría del tiempo mantengo bien de ánimo, lo cual me permite disfrutar de la soledad. Ya me he dado cuenta que de vez en cuando, que me da la escarbadera  por conseguir una novia, la misma es un prodroma (síntoma temprano) de que se me va a bajar el ánimo. Afortunadamente cada vez soy más hábil en el manejo de mis fármacos. Y apenas siento el más mínimo prodroma de que me voy a poner disfórico, duplico la dosis de antidepresivo y en uno o dos días ya estoy bien otra vez. Durante el primer semestre del 2012, tuve un brote de matrimonitis áspero (ver entrada), el cual afortunadamente se solucionó fácilmente (ver cómo). Es normal que uno quiera tener una buena mujer como pareja, pero cuando ya se convierte en una obsesión que le impide a uno hacer otras cosas, definitivamente hay que tomar los correctivos correspondientes, máxime ahora que se los brotes de matrimonitis son prodromas de que me voy a deprimir o al menos poner disfórico. La semana pasada me llegó de una red social de esas para hacer levante una sugerencia de una niña espectacular. Generalmente las sugerencias que mandan de esos sitios son de mujeres que no me gustan. Pero esa foto de la cual estoy hablando me dejó impactado por una semana. No se que tanto vi en esa pelada. Lo único que se es su primer nombre, fecha de nacimiento, que es soltera y que vive en Ibagué. Esa foto me inhabilitó casi toda la semana pasada pues no podía pensar en nada más. Afortunadamente, tan rápido como me encarrete (por solo ver una foto!!!) así de rápido me desencanté. Esa es una de las ventajas de ser bipolar: que así de rápido como uno se traga se destraga también. Además me puse a hacer una búsqueda en internet de la susodicha y no apareció por ningún lado. O está utilizando un pseudónimo o es un perfil falso. Lo anterior junto con el hecho de que nunca contestó un simple saludo me desilusionó.
Esta semana volví a ser yo. Un soltero despreocupado que disfruta la soledad y que cuando hay una buena oportunidad, las cuales generalmente resultan sin estarlas buscando, la aprovecha. Esta semana estoy haciendo deporte otra vez y estoy disfrutando del placer de leer y escribir. En unos pocos días previne una posible depresioncilla y recuperé mi ánimo, lo cual me permite disfrutar de una gama muy amplia de actividades así las mismas no incluyan el hacer algún levante. Y es que eso de encontrar pareja definitiva me parece muy complicado. Creo que ya lo he dicho antes: me llama sorprende mucho la facilidad con la cual la gente se casa y se reproduce. Porque es una cosa tener una relación relajada de noviazgo a tener una relación para seria para casarse. En el primer caso (una relación relajada tipo noviazgo) muchas mujeres le pueden gustar a uno. Pero ya a la hora de casarse el espectro de mujeres a considerar se reduce bastante. A eso hay que agregarle que yo no quiero tener hijos. Y ninguna mujer en nuestro medio va a considerar una relación seria que no involucre reproducción. Con todo esto lo que quiero decir es que lo más posible es que me quede solo definitivamente. Podré tener amigos y parejas ocasionales, pero yo ya me estoy preparando para una vejez solitaria dedicada a la intelectualidad. Como dijo Sócrates: “"Cásate: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz; si no, te volverás filósofo”. Al principio, cuando en el 2008 me empecé a concientizar de que iba a terminar solo, ese prospecto me producía náuseas. Era un peor escenario (WCS: Worse Case Scenario) aterrador. Pero poco a poco le he ido cogiendo amor a la soledad. Cada vez me siento mas a gusto conmigo mismo. Entonces ese WCS que es la soledad se está convirtiendo en un BCS (Best Case Scenario).
Pero tampoco hay que ser melodramáticos. Como ya dije, tengo un grupo de amigos que poco a poco va creciendo, y he ido conociendo unas chinitas bien queridas. Lo de las chinitas merece una explicación. Según la literatura científica (Psicología Evolucionista), los hombres estamos condenados a convertirnos en unos viejitos verdes, pues aunque vamos avanzando en edad, nuestro edad blanco siguen siendo las niñas de alrededor de 20 años de edad. La explicación es muy simple. En Biología todo tiene que ver con Evolución y con esta última todo tiene que ver con reproducción. Entonces así se trate de un individuo como yo conscientemente no se quiere reproducir, instintivamente nos comportamos como si quisiéramos reproducirnos, pues los genes nos tienen programados para maximizar la reproducción y así dejar mas copias de ellos mismos en las siguientes generaciones. Ahora, las mujeres, comparadas con los hombres, pierden su capacidad reproductiva mas temprano. Entonces los hombres estamos programados para buscar pistas que indiquen el estado reproductivo de las mujeres. Esto incluye juventud, belleza, etc. Es por eso que los hombres nos fijamos más en lo físico que las mujeres, pues estás últimas no sacan mucha información útil fijándose en lo físico pues los hombres, pues salvo algunos casos de andropausia, nos podemos reproducir desde la pubertad hasta la muerte. Ahora, ¿por quéla edad de 20 años? La razón es que en esta edad la fertilidad presente de una mujer y el potencial reproductivo (fertilidad a futuro) alcanzan su pico máximo. Obviamente todo esto es modificable, hasta cierto punto, por la cultura. Por ejemplo la mujer de la foto que me tuvo tramado por unos días tenia 32 años. Pero hay una razón adicional por la cual un hombre como yo se pueda inclinar por mujeres jóvenes. Las mujeres de menos de 25 años generalmente no están preocupadas por reproducirse. En cambio una mujer que este acorde a mi edad (el pasado 11-Jul-2013 cumplí 39 años), es decir una mujer de más de 30 años, o ya tiene hijos o está muy afanada por reproducirse. Es que en nuestro medio, además del instinto maternal que es algo biológico, está el condicionamiento social a casarse y tener hijos. Y lo último es especialmente patente en las mujeres. De pronto algún día aprenderé a querer una mujer soltera con hijos, pero por ahora este cuadro no entra en mis preferencias.
Entonces para un individuo como yo, que no quiere tener sus propios hijos, y mucho menos encantarse con hijos ajenos, la soledad en el largo plazo es inevitable. Como ha pasado hasta ahora (ya he tenido dos noviazgos de cinco años cada uno), seguiré teniendo relaciones estables y exclusivas, pero temporales, pues tarde que temprano una pareja va a empezar a presionar por reproducción, y ese es un tema en el cual no voy a ceder. Y es que la muchos de mis compañeros de pregrado en Biología en Univalle pensamos de la misma forma. Queremos envejecer con una buena pareja, pero no queremos hijos. La razón de todo esto es que los biólogos estamos particularmente conscientes de lo sobre-poblado de humanos que está el planeta, lo cual produce toda la crisis ambiental que cada día se empeora más. Como me hizo caer en cuenta la mamá de un compañero del pregrado, la cosa es complicada, pues si uno es honesto y le advierte a una mujer acorde a nuestra edad (una mujer que esté alrededor de sus 30S) que no quiere hijos, la espanta de primerazo. Pero si queda callado y después de una relación larga le confiesa que no va a haber reproducción, le ha hecho perder un tiempo precioso, pues como ya quedó implícito, el cronograma biológico de las mujeres corre mucho más rápido que el de nosotros los hombres.
Entonces para ir concluyendo, y como ya se sugirió, a hombres que pensamos como yo, no nos queda otra que acostumbrarnos a la soledad y disfrutar de una que otra relación temporal que resulte de vez en cuando. ¿O será que los hombres somos tan de buenas que incluso sin querer tener hijos biológicos o adoptivos, podemos llegar a conseguir una mujer definitiva que se enamoré de verdad uno, y de la cual uno también se enamore (me refiero a amor de verdad, no a simple atracción sexual)?