viernes, diciembre 06, 2013

Estoy en tal Estado de Ataraxia que Disfruto mucho de mi Soledad, a la vez que voy Conociendo cada vez gente Bacana aquí en Ibagué. Vendo Apto en Cali

Me sobró un día de esta semana. De lunes a jueves le di duro a un artículo sobre cyborgs y lo terminé ayer. Entonces aprovecho para hacer una entrada en mi blog. El problema es que todo está muy bien. entonces no hay mucho que contar. Hablábamos con un amigo que los grandes escritores de la historia han sido personas muy atormentadas. Mas exactamente eran personas muy atormentadas que empezaban como bipolares y al no tener la tecnología farmacéutica que tenemos ahora, terminaban siendo maniaco-depresivos que generalmente terminaban suicidándose.

Al menos eso se puede concluir cuando se lee por encima los autores que tratan el tema. La autora mas famosa en este campo es Kay Redfield Jamison , quien es bipolar, pero es una de autoridad en cuanto a la relación entre bipolaridad, genialidad y creatividad. Uno de sus libros más famoso es  “Touched by Fire”, en donde revisa el registro psico-bio-gráfico y habla de varias personalidades históricas, la mayoría artistas, y dentro de ellos la mayoría poetas. Este es un libro que empecé a leer pero no le he terminado precisamente por la parte poética. Debo ser uno de los pocos bipolares que no le gusta la poesía, pues según Jamison, los poetas tienen 18 veces más posibilidades de ser bipolares que el común de las personas. Este es un libro que tengo que leerme, pero restringiéndome a la parte psiquiátrica y psico-biográfica, saltándome la parte poética, pues cuando muestras extractos de poesías de los individuos cuya vida esta examinando, me aburro. No entiendo la poesía en Español, mucho menos la poesía en Inglés antiguo y rebuscado. En este libro se narra la historia de bipolares o peor aún maniaco-depresivos famosos como Ludwid van Beethoven (1770-1827):
Beethoven
Lord Byron, (1788-1824) poeta que hacía parte del movimiento del Romanticismo:
250px-Lord_Byron_in_Albanian_dress
El pintor  Vincent Willem van Gogh (1853-1890):
Van_Gogh_Self-Portrait_with_Straw_Hat_1887-Metropolitan
Solo por nombrar a tres personajes. Pero el libro habla de muchísimos. Mejor dicho si fue artista y fue famoso, lo más seguro es que la persona haya sido bipolar y haya terminado siendo maniaco-depresivo. Muchas personas aquejadas por una condición mental como la bipolaridad prefieren no tratarse para no perder esa creatividad y genialidad que se aumentan durante las fases maníacas o hipomaníacas. No estoy muy de acuerdo con eso. Es cierto, cuando uno está bien, como lo estoy ahora (anoche dormí 14 horas y estoy de muy buen humor) no siente la necesidad de escribir para desahogarse, y de pronto no se escribe tan bien como cuando no se esta en desequilibrio. Pero yo prefiero estar equilibrado, tranquilo, como he estado todo este año, que estar alterado para que la escritura sea más creativa. Además no se trata de que por estar bien (eutímico) uno pierda la totalidad de su genialidad y creatividad propias de nosotros los bipolares. Yo creo que la jugada es usar la tecnología farmacéutica disponible de forma adecuada, para rebajar los síntomas hartos como la tristeza de la depresión y la falta de sueño e irascibilidad de la manía o hipomanía. Y manteniendo estos síntomas controlados se puede disfrutar de lo positivo que trae la bipolaridad como la genialidad, la creatividad y estas cosas. Hablando de esto con una amiga de infancia de aquí de Ibagué, Diana Correa, candidata a Doctorado en Legislación Ambiental, recuerdo que un día en casa de sus padres le dije:
- Yo tengo una bipolaridad leve
Y me contestó:
- Entonces tu genialidad es leve también
Y tiene la razón. No voy a venir a decir aquí tengo una bipolaridad tal que hacen de mi un super-genio a lo Sheldon Cooper, personaje obsesivo compulsivo de mi comedia favorita “The Bing Bang Theory”. Y menos ahora que llevo como año y medio con una salud mental envidiable. Pero todavía me queda algo de genialidad para escribir y en general producir intelectualmente hablando. En los últimos meses he traducido y editado unos cuatro artículos científicos y un libro de investigadores de la Universidad del Tolima, y les he dejado el material listo para publicar. Con respecto a mis propios escritos, tengo dos artículos sometidos sendas revistas, y estoy trabajando en otros. Entonces, aún estando asintomático desde el punto de vista psiquiátrico, me queda un poco de genialidad leve para seguir produciendo intelectualmente.
Mentiras, me queda más que un poco de creatividad y genialidad. Esta sensación de bienestar es muy rica, pero me tiene sorprendido. Por lo menos hace 11 años, antes de que tuviera mi crisis cuasi-mortal entre el 2002 y 2004, no me sentía tan bien. Hasta hace unos pocos años no podía vivir sin una compañera sexual estable y sin uno o varios grupos de amigos. Tenía que salir todos los viernes y sábados, etc. Era muy dependiente de la compañía. Desde hace un o dos años cada vez disfruto mas la soledad. Tengo mi grupo de amigos aquí en Ibagué, a quienes cariñosamente les digo psychopigs (somos gordos y tenemos problemas mentales) y me divierto mucho cuando estoy con ellos. El fin de semana hicimos un asado y la pasamos bueno. Pero entre semana mantengo solo, leyendo y escribiendo y cada vez lo disfruto más. Es muy raro, pues además de sentirme cada vez mejor solo, cuando salgo y socializo, lo disfruto mucho también y cada vez lo hago mejor. Tengo ganas de conocer más gente bacana, pero a la vez cada vez disfruto más de la soledad. Además de este blog, yo llevo una base de datos en Access en la cual he reunido gran parte de lo que he escrito para desahogarme. Tengo más de 600 entradas. Hay registros incluso de los 1990s, pero la bitácora la empecé a llevar en serio hacia finales del 2004. Ya casi 10 años. Al principio yo pensé que con unos pocos escritos me iba a desahogar y ponerme bien, pues el principio de los 2000s fue duro para mi, teniendo en cuenta que, como ya lo dije, tuve que enfrentar la muerte en el 2002. Ese “impase” de salud cuasi-mortal, me creo una crisis existencial que duro desde el 2002 hasta el 2004. Hacia el 2005 me empecé a recuperar y me cuadré con una novia muy bacana, lo cual me permitió hacer mi tesis de maestría entre el 2005 y 2006 y graduarme en el 2007 de la misma, un mes antes de que mi papá muriera. Y ahí llegó la otra crisis. Estuve bien hasta finales del 2008, pero entre este año y 2012 me sentí realmente mal. Me dio muy duro la muerte de mi papá, y la misma se somatizo en mi talón de Aquiles que es el sueño. Hacia el 2009 tuve unas crisis mixtas, que reúnen la tristeza de la depresión con el insomnio de la manía. En el 2008, además de terminar con mi novia, todos los miembros del meta-parche biológico-teatrero de Unvalle que se graduaron de sus pregrados y posgrados el 19-Oct-2007, cuando yo me gradué de mi maestría, y hacia el 2008 empezaron a dispersarse. Muchos amigos de mi parche de teatro se fueron a trabajar a Bogotá, otros se fueron del país, etc. El tal es que hacia el 2009 y 2010 ya no había con quien farandulear. La cosa llegó a tal incomodidad que hacia el 2010 tomamos la decisión de venirnos a vivir a Ibagué, lo cual fue excelente, como lo he narrado varias veces. Puedo decir todo esto porque en la base de datos de mi bitácora quedaron los registros de lo mal que la estábamos pasando sobretodo en el 2009. Al principio, la cosa en Ibagué también estuvo dura, pues casi no tenía amigos, y todavía estaba superando el duelo por la muerte de mi papá. Todo empezó a cambiar para bien a mediados del 2012. El evento que marcó ese cambio fue una rumba de todo un fin de semana en Alvarado, a la cual nos invitó Gina Guzmán, una muy buena amiga de acá de Ibagué. No se que pasó en esa rumba (se nos iba yendo la mano en alcohol, nicotina y cannabinol), pero la pasamos tan rico, que ese agosto del 2012 marcó el cambio de tendencia. A finales del 2012 ya estaba muy bien, y el 2013 ha sido espectacular. En otra entrada haré un balance del año, pero por ahora quiero agradecerle a mi mamá por ser tan buena madre y permitirme ser todavía el baby-parasite  de la casa, y su esposo Maco, por ser tan bacano, y ayudarnos tanto en las cosas de la casa dentro dentro de lo cual prima el salir todas las tardes a resolver chicharrones de campo con mi mamá, lo cual me deja libre para quedarme todas las tardes disfrutando de mi oficina casera, leyendo y escribiendo a mis anchas.
Eso del baby-parasite hay que profundizarlo. Ya le próximo año cumplo 40, y no me corre el más mínimo afán de irme del hotel mama. Ayer hablaba con una amiga del colegio, que como la mayoría de mis amigos de infancia, están en USA y me preguntaba si no me daban ganas de independizarme a lo cual yo respondí que no. Para independizarme tendría que trabajar, en la calle, de sol a sol, y tendría que bajar mi estándar de vida varios estratos. Actualmente vivimos en uno de los conjuntos mas bacanos del Vergel en Ibagué. Tengo gym, piscina, sauna, turco, etc. Prácticamente vivo en un SPA y no tengo la más mínima intención de cambiar eso.  Obviamente toda la vida no puedo seguir así, pues mi mamá faltará en algún momento. Pero ya se están tomando las medidas financieras para asegurar mi futuro gerontológico.
Dentro de las cuales está la venta del apto que heredé en Cali. Se trata del apto 201 del Edificio Andrea en Nueva Tequendama, ubicado en la Cra 46 No 8B-20, a una cuadra de Palmetto y la Clínica Oftalmológica. Aquí hay algunas imágenes del mismo:
Desde EstudioEdificio 1 de 2Edificio 2 de 2EstudioFoto CocinaToma a Puerta Cocina


Se trata de un apto de tres alcobas, con tres baños, estudio, patio de ropas, cocina integral, amplia sala-comedor, mas un comedor auxiliar interno. El apartamento tiene dos parqueaderos y está ubicado en el edificio Andrea, el cual cuenta con seguridad privada, dos ascensores y salón para reuniones con barbecue y una magnifica vista, entre otras cosas. Estamos pidiendo $185,000,000 por este apto y hay comisión para el que ayude a venderlo.
Entonces el futuro es halagüeño. Estoy cotizando para salud y pensión, y además, como lo he narrado varias veces, ya encontré la forma de sacarle platica a mi oficina casera traduciendo y editando material publicable para profesores de Universidades públicas como la Universidad del Tolima. Los artículos y el libro que he pulido hasta ahora han sido trabajos muy divertidos que he hecho desde la comodidad de mi casa.
En el siglo V AC, Sófocles dijo algo así: “Si das con una buena mujer, cásate, sino te dedicarás a la filosofía, lo cual es bueno para la humanidad”. Uno se pone a ver por ejemplo en Facebook, fotos de compañeros y amigos de infancia ya con hijos y trabajos serios. Hace varios años eso me molestaba porque sentía que me estaba dejando el tren o algo así. Ahora miro esas y fotos y pienso “que encarte”. Yo creo que yo mismo me cree una condición a la cual los psicólogos llaman síndrome de Peter Pan. Somos individuos que no queremos dejar de ser los niños de la casa. A veces a eso lo llaman también “Failure to launch” (falla en lanzamiento). Pero se siente tan bien. Igual ya perdí la vergüenza y ya no importa. Cuando estaba en pleno duelo por la muerte de mi papá, si me molestaba cuando la gente me decía que trabajara, que tomara la vida en serio, etc. Ya no me importa. Ya me quedé en mi casa materna, en el hotel mama, el cual, cuando mi mamá falte, pasará a llamarse hotel juanfer. Pero para eso todavía falta mucho tiempo. Hijos no voy a tener, pues no quiero jugar a la lotería de heredar mi bipolaridad, pues en caso de que esto pasé, por un fenómeno que en genética se llama anticipación, un hijo mío que herede mi condición, va a ser más bipolar que yo. Además están los costos. Para tener una familia hay que tener mucha plata, y para tener mucha plata hay que trabajar mucho, y a mi me gusta trabajar suave. Me gusta tomarme las mañanas libres, ya sea para dormir o hacer ejercicio, y hago trabajo intelectual solo por las tardes. Mejor dicho, el status quo que tengo ahora es envidiable y no lo quiero cambiar.
Hace unos años, cuando decidí que no iba a tener hijos, yo no veía las consecuencias de esto. La consecuencia de esta decisión, como me lo hizo ver la mamá de uno de mis mejores amigos, es que uno se queda solo, pues es muy difícil encontrar en nuestro medio una mujer que no quiera tener hijos. Y si no los quiere tener conmigo, ya los ha tenido, lo cual tampoco no me parece una situación muy cómoda que digamos. Cuando hacia el 2008, me empecé a concientizar de todas estas cosas y de mi retardo mental en cuanto a inteligencia social-emocional se refiere, me di a la tarea de superar este retardo. Antes de leerme el libro de “Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman, yo me sentía sobrado de lote, pues durante mi vida muchas personas me han dicho que soy muy inteligente. Pero después de leer el citado libro me sentí un retardo mental. Howard Garder a introducido la noción de la inteligencia múltiples, lo cual es muy interesante. Pero para no alargar el presente carreto, hablemos de dos tipos de inteligencia:
  • Inteligencia Intelectual: La que nos permite obtener buenos resultados académicos e intelectuales. Cuando estamos estables, personas con una condición como la bipolar, nos va bien en este campo. Mediada principal mas no exclusivamente por el hemisferio izquierdo. Incluye habilidades verbales, lógica-matemáticas, memoria, etc.
  • Inteligencia Social Emocional: Esta es la más importante. Mediada principal mas no exclusivamente por el hemisferio cerebral derecho. Esta es la que permite el éxito. Permite llevar a la práctica las buenas ideas del hemisferio izquierdo, nos permite relacionarnos bien con nosotros mismos, y por lo tanto con los demás. Los buenos negociantes son unos genios en cuanto a este tipo de inteligencia. Algunos autores, entre ellos Daniel Goleman, dice que los hombres tenemos mas o menos la misma cantidad de este tipo de inteligencia, siendo los hombres buenos para unas cosas y las mujeres buenas para otras. Otros autores como Rhawn Joseph en su libro “Neuropsychiatry, Neuropsychology, and Clinical Neuroscience” dice que las mujeres cuentan con mas inteligencia social-emocional que los hombres.
Yo estoy de acuerdo con esto último. Las mujeres maduran emocionalmente mucho más rápido que los hombres. Y si esta comparación se hace con la velocidad de maduración de un hombre bipolar como yo, la diferencia es todavía mayor. Tengo que leer más, pero por lo poco que se, por alguna razón, en nosotros los bipolares el hemisferio izquierdo madura más rápido de lo normal, lo cual ayuda a que académicamente nos vaya bien. Pero sucede lo contrario cuando se trata del hemisferio derecho, donde residen primordialmente las habilidades socio-emocionales. Después de leerme el libro de Goleman, hacia el 2008, me di cuenta que yo era un retardado metal en cuanto a inteligencia social-emocional se refiere y me di a la tarea de cambiar esa situación. En este libro de Goleman leí algo esperanzador. Es bien sabido que cualquier característica, en este caso comportamental, resulta de una interacción entre lo biológico (la genética) y lo ambiental (en humanos principalmente la cultura). Pues según Goleman la inteligencia intelectual tiende a estar mas determinada genéticamente que la social-emocional, pudiéndose esta última desarrollar con la práctica. Ahí fue que dije, hay que trabajarle a esto. Si mi hemisferio izquierdo ha dado señas de estar bien desarrollado y proveer buenos resultados, pues hay que hacer lo mismo con el derecho.
human brain
Vista frontal y “radiográfica” de un cerebro humano.
El problema es que en un bipolar es mas difícil, pues el hemisferio derecho está mas influenciado por el sistema límbico (sistemas emocionales) que le hemisferio izquierdo. Y los bipolares que están en crisis o no están correctamente tratados, sufren de emociones extremas, lo cual afecta más al hemisferio derecho que al izquierdo. Escomo si el derecho le sirviera de escudo al izquierdo. Lo primero que había que hacer era normalizar las emociones para poder salir de ese retardo social-emocional en el cual estaba. Desde ese 2008 me di cuenta que tenía que desarrollar cosas pertenecientes a la inteligencia social-emocional como la inteligencia intrapersonal (la capacidad de estar solo), la intrapersonal, en lo cual no estaba tan mal, pues por lo menos en cuanto a farándula de Univalle me movía como pez en el agua. Lo más importante era desarrollar la capacidad de estar solo. Como ya lo he narrado, en ese octubre de 2008 sucedieron varias cosas que me obligaron a ponerme mosca en cuanto a la capacidad de estar solo: peleé con mi novia y estuvimos abiertos más de un año, mucha gente del meta-parche biológico teatrero estaba cogiendo su rumbo y con los pocos que quedaron de ese parche ya no era lo mismo, pues peleé con la novia de uno de ellos. Después de farandulear fuertemente, de un momento a otro me vi solo. Yo me dije:
- Esta es la oportunidad para aprender a estar solo.
Con respecto a esto hay otro libro que aunque no me terminé de leer, me alcanzó a influir bastante. Se trata de “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle. En este libro Tolle describe como pasó de ser un niño depresivo  para de un momento o otro volverse un individuo feliz. Fue de la noche a la mañana. Yo me atrevería a decir que tuvo un crisis epiléptica que lo iluminó (como las que describo en este artículo) de las cuales han sufrido varios líderes religiosos en la historia (sobre religión hice una muy buena entrada en este blog). El tal es que Tolle se dedicó a analizar y contar su historia, volviéndose un autor y conferencista famoso. Algo que se me quedó de este libro es que cuando una persona no soporta la soledad es porque no se siente cómoda consigo mismo. Y eso pasa porque no se conoce bien. Todos tenemos partes oscuras de nuestra personalidad que nos producen miedo. La idea de Tolle es que hay que iluminar esas zonas oscuras de la personalidad con la luz de la conciencia. En otras palabras, entre mejor se conozca uno a uno mismo, mas a gusto se va a sentir uno con la compañía de uno mismo. Ya desde el 2005, como lo narré ante es esta entrada, había iniciado una bitácora en la cual me analizaba a mi mismo. Esta muy buena idea surgió por varias cosas: en la literatura psiquiátrica se alienta a los pacientes para que lleven un diario para desahogarse y conocerse mejor. Además hacia el 2004, cuando todavía estaba yo existencial, me llevaron en Cali a donde un psiquiatra que aplicaba la técnica psicoanalítica de la libre asociación, la cual consiste en que durante una hora larga el facultativo lo pone a hablar a uno de lo que a uno se le da la gana. Cuando a uno se le acaba la carreta, el facultativo dice “y que más”para alentarlo a uno a hablar más. Pero en ningún momento se hace una buena discusión en la cual el facultativo exprese su opinión sobre lo que uno le narra ni nada de eso. Pues yo dije, lo que hizo ese psiquiatra conmigo, lo puedo yo hacer solo escribiendo. Estamos hablando de los años 2004 y 2005. Esta plata perdida en esa consulta, mas lo leído del libro de Tolle me impulsaron a empezar a llevar una bitácora. Yo no pensé que fuera tan terapéutico. Entonces me di a la tarea de conocerme a mi mismo mejor con la escritura. Pues eso es algo que empecé a hacer hace casi 10 años, y hasta ahora esta dando frutos. Las crisis existenciales y estas cosas no son divertidas, pero es algo por lo cual todos deberíamos pasar, pues cuando se supera una crisis de estas uno sale super-mejorado. Fue un poco lento, pero nunca pensé que podría llegar a sentirme tan cómodo en la soledad como me siento ahora.
La capacidad de estar solo trae muchas cosas buenas. Si hay compañía bacano, si no también. Ya no me someto a salir por salir, simplemente por salir a ver si conozco a alguna pelada interesante, cosa que casi nunca pasa, pues de las novias que he tenido en mi vida, solo una la conocí en un bar. He descubierto que en realidad no me gusta salir por la noche. Tiene que ser un programa en un sitio y con gente muy bacana, sino prefiero quedarme quieto en mi apartamento. Tolle también habla en su libro sobre los miedos. Demuestra que al final todos los miedos están enraizados en el miedo a la muerte. Epicuro en el siglo III o IV AC decía que no hay que temerle a la muerte, pues cuando esta es, uno no es, y cuando uno es, la muerte no es. En otras palabras, morir es como quedarse dormido, uno no se da cuenta cuando se muere. Si es una muerte trágica, o por alguna enfermedad  o algo así, pues uno estará consciente por un tiempo que va a morir, pero como dice Steven Pinker en su libro “How the Mind Works” uno puede tener una relativa seguridad de que va a estar vivo, al menos por las próximas horas. Lo que quiero decir con todo esto es que después de haber enfrentado la muerte en el 2002 y haber superado esa crisis existencial que me dio alrededor del 2003, el miedo a la muerte ha bajado mucho, casi del todo. Y esto ha llevado a que supere otros miedos, como el estar solo. Y cuando uno supera estos miedos, tienen la sartén por el mango. Y esto último me hace acordar de un libro de Estanislao Zuleta que se llama “El Elogio de la Dificultad y otros Ensayos”. Este libro incluye el discurso “El Elogio de la Dificultad” que Zuleta dio cuando fue honrado con un título de Doctorado Honoris Causa de Univalle en 1980. En otro de los ensayos de este libro, Zuleta habla de la lógica del terrorista. No se trata de hacerle apología al terrorismo, pero por qué un terrorista,  como estos islámicos que se inmolan junto con todos los que están a su alrededor, son tan peligrosos? Porque no le tienen miedo a la muerte. ¿Como se combate con alguien que no le tiene miedo a la muerte? Si no le tiene miedo a la muerte, no le tiene miedo a nada. A estos terroristas los adoctrinan de tal forma que creen que inmolándose por la causa van a llegar al cielo donde los esperan 70 mujeres hermosas y vírgenes y quien sabe que más cosas. Bueno, repito, sin hacer apología al terrorismo, la lógica del terrorista de la cual habla Zuleta me influyó mucho. En pocas palabras se trata de aspirar a lo mejor y a la vez estar listo para lo peor. Yo creo que esto queda mejor ilustrado con una gráfica:
BCS-WCS
La idea entonces es aspirar al mejor escenario (best case scenario en Inglés: BCS) y a la vez alistarse para el peor escenario (worse case scenario: WCS). De modo que cualquier resultado que se den entre los dos escenarios va a ser percibido como una ganancia. En pocas palabras esto le permite a uno ver el bazo medio lleno y no medio vacío. Otra forma de verlo es conformarse solo con los extremos. Hablando por ejemplo de mi situación marital, que tanto me preocupó en el primer semestre del 2012, ahora estoy, y repito, muy cómodo con mi soledad. Como lo dije en mi ultima entrada en este blog, la época de tener novia solo por hacer deporte y no estar solo ya pasó. O llega a mi vida una niña 10 puntos (BCS), que se ajuste a mis condiciones, entre las cuales está no irme del hotel mama y no tener hijos, o me quedó solo (WCS). Yo creo que es claro que me voy a quedar solo. Lo que está pasando ahora con ese peor escenario de quedarme solo, se está convirtiendo en un buen escenario. Tengo una sensación de autosuficiencia, de ataraxia, que cada vez veo más difícil que una mujer sea capaz de cambiar mi status quo actual. Pero los hombres somos tan de buenas, y contamos con tanto tiempo (comparado con el tiempo femenino) que nunca se sabe.
Bueno, está fue una entrada un poco personal, me demoré un poco en calentar, pero al final me gustó lo que escribí. Gracias por leerme. Un abrazo.