JFDO Ofrece:

domingo, agosto 24, 2014

El fanatismo religioso es muy peligroso

En esta entrada critico el fanatismo religioso, el cual trae como consecuencia nefastas noticas como aquellas protagonizadas por grupos islamistas fundamentalistas. Pero de practicar la violencia religiosa no se escapa ninguna de las tres grandes religiones monoteístas (Judaísmo, Cristianismo e Islam). Se explica por qué las religiones, aunque profesan la paz, son inherentemente violentas. Se referencian dos videos-documentales donde de una forma bien sustentada, interesante y divertida, se critica la religión. Se trata de “¿La raíz de todo mal?: El virus de la fe” de Richard Dawkins y “Religulous” de Bill Maher. De todo esto se sacan algunas conclusiones, las cuales giran alrededor de que las personas creyentes deben practicar su religiosidad de una forma controlada y sin fanatismos, evitando que estas prácticas se salgan de control y se conviertan en pasiones que llevan a los peligrosos extremismos sobre los cuales se dan algunos ejemplos al principio de la entrada.

Aunque no quise ver el video completo, quedé impresionado estos días por decapitamiento del periodista James Foley por parte de “Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) “ grupo insurgente religioso que tiene controlada varias ciudades de Siria e Irak. Es un  grupo que se caracteriza por su rígida interpretación del Corán, ejerciendo violencia religiosa incluso contra otros islámicos (los chiitas) pues es un grupo de fe islámica suní. El objetivo de este grupo es expandirse además de Siria e Irak en Jordania, Israel, Palestina, Líbano, Kuwait de ahí su nombre del levante, territorio este comprendido entre Irak y la cosa este del mediterráneo:

Presencia de ISIS

Territorio controlado por ISIS. Tomado de http://www.eljoropo.com/site/los-seis-errores-detras-de-la-desintegracion-repentina-de-irak/

 

mapa-del-levante

Mapa del Levante. Tomado de http://bit.ly/1p6KeC3

 

ISIS está muy bien financiado y por lo tanto se ha expandido muy rápido. Tanto que es considerado una amenaza para EUA y este país ha reaccionado bombardeando intereses de este grupo. Pero ISIS es uno de los tantos grupos fundamentalistas islámicos que operan en el medio oriente. Tenemos a los Talibanes, Hamás (que forma gran parte del gobierno de la Autoridad Palestina, ejerciendo su influencia principalmente en la franja de gaza lo cual ha sido noticia recientemente por ser blanco de bombardeos selectivos por parte de Israel), Boko Haram (opera en el norte de Nigeria y en abril de este año fueron noticia por secuestrar a 200 niñas de una escuela y someterlas a violencia, violaciones, etc. en nombre del Islam). Solo por nombrar algunos grupos islámicos que practican la violencia religiosa, pues todos se creen poseedores del la verdad por hacer una lectura literal del Corán

Pero esto no quiere decir que la violencia religiosa solo sea ejercida por grupos fundamentalistas islámicos. Las tres grandes religiones monoteístas abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islamismo) tienen una historia violenta.

distribución de las tres grandes religiones monoteistas

Mapa que muestra la extensión geográfica en rosa de las principales religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam) y en amarillo las principales religiones dhármicas (budismo e hinduismo) en cada país. Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Religión_abrahámica.

 

El antiguo testamento que básicamente es la biblia judía y es común a la tradición judeo-cristiana, parece un diario de guerra. Muestra un dios que lleva a su pueblo a la violencia contra otros pueblos. Y tampoco podemos olvidar las cruzadas e inquisición cristianas instituciones que hacen parte del denominado fundamentalismo cristiano

Con todo esto quiero decir que las religiones, o más exactamente el fanatismo religioso, llevan a violencia religiosa, así de dientes para fuera todas las religiones profesen supuestamente la paz. La idea básica es que cada religión o mas bien cada grupo o secta se creen poseedores de la verdad y merecedores exclusivos de los favores de dios, lo cual lleva a la violencia en contra  de otros grupos. Y como las religiones siguen un patrón de fundación-división en sectas de tipo parecidos a los árboles filogenéticos, es imposible detener la violencia entre grupos religiosos. Las religiones llevan a violencia también, porque al contrario de lo que le querían imponer a la gente en la edad media, en el sentido de que lo “razonable” es creer en dios, la verdad es que la religión es algo emocional. Como cualquier comportamiento humano tiene un componente biológico que evolucionó por selección natural y un componente cultural, Hay un campo de la neurobiología relativamente nuevo que se llama la neuroteología (ver libro “dios está en el cerebro”). De acuerdo a esta rama de las neurociencias, y como lo expuesto en un artículo divulgativo sobre el tema (Evolución y Neurobiología de las Experiencias Místico-Religiosas) y otra entrada en este blog (ver) el comportamiento religioso es algo totalmente emocional pues su sustrato es el sistema límbico (sistemas emocionales del cerebro). Teniendo en cuenta todo esto, la religiosidad es un tema muy sensible y cuando a una persona profundamente religiosa se le trata de refutar con la razón sus creencias, generalmente esta reacciona de una forma emocional, pues no hay forma de defender racionalmente las creencias en entes sobrenaturales. Otra característica de las personas profundamente religiosas es que tratan de imponer su fe a los demás, como si necesitaran de la compañía de mucha gente para sentirse bien ejerciendo sus irracionales creencias. En cambio los agnósticos y ateos (agnósticos fuertes según Richard Dawkins en su libro “El Espejismo de dios”) somos religiosamente neutros y no tratamos de imponer nuestras no-creencias en los demás. No necesitamos de la aprobación y compañía de otros en nuestra libre forma de pensar. Simplemente nos limitamos a denunciar los peligros del fanatismo religioso, como lo estoy haciendo en esta entrada.

El biólogo más importante de la actualidad e ícono del ateísmo en el mundo, es un profesor de la Universidad de Oxford en el Reino Unido. Se trata de Richard Dawkins a quien ya nombré. Como la mayoría de científicos y en particular de los biólogos evolutivos es cabalmente ateo, pues es claro que la ciencia en general, pero la biología evolutiva en particular no son compatibles con la religión, pues en la teoría Darwinista por selección natural no hay lugar para seres sobre-naturales. Además del citado libro (El espejismo de dios) este científico es autor y protagonista de varios escritos y entrevistas donde critica el oscurantismo y la fe en seres sobrenaturales en general. Una forma divertida y resumida de empaparse de sus ideas es ver su video-documental “¿La raíz de todo mal?: El virus de la fe”. Entre otras muchas cosas, muestra su preocupación ante el hecho de que aún con los grandes avances de la Ciencia, la religiosidad militante sigue su marcha, y como el virus de la fe es pasado de generación en generación desde la crianza temprana de los niños. Ya, la mayoría de la gente debería tener una visión racional del mundo, pues precisamente por eso nació la filosofía en Grecia unos 600 A de C, y un tiempo después su hija, la Ciencia. Para reemplazar la visión mítica del mundo por explicaciones racionales. Pero como nos decía nuestro profesor del pregrado en Biología en Univalle en los años 90s, Manuel Giraldo. la mayoría de la gente sigue pensando como se hacía hace 2,000 años o más. Será por el carácter emocional de la fe religiosa?, o será porque a la gente le da miedo enfrentar la realidad que siguen creyendo en mitos de origen como el de Adán y Eva?

Más divertido todavía es el video-documental de Bill Maher “Religulous” (alusión a “ridiculous”). En ambos documentales se entrevista a varios padres, rabinos, pastores y demás funcionarios de las tres grandes religiones monoteístas, llegando incluso a ridiculizar a estos personajes con preguntas racionales. Por su profesión de humorista “Religolous” de Bill Maher es bien cómico.

Una vida sin religión y sin creencias sobrenaturales trae muchas ventajas. Además de no caer en miedos irracionales a cosas como el infierno, la brujería, hechicería (las cuales para una persona como yo no existen en la realidad), el tener una visión racional del mundo le permite a uno ser un libre pensador, a ser pluralista, tolerante, (por ejemplo, tolero la religiosidad siempre y cuando no sea practicada con fanatismo), etc. Además lo impulsa a uno a disfrutar mas de esta vida, pues los ateos somos conscientes de que una vez llegue la muerte, no hay nada más allá. No tratamos este mundo como algo de paso, en el cual hay que cumplir con penitencias y sacrificios para llegar a disfrutar un cielo o paraíso eterno. Esto lo impulsa a uno a aprovechar cada momento y a disfrutar de la vida de la forma mas sanamente posible, pues de acuerdo a la hedonismo de Epicuro (tema de una futura entrada) la mejor forma de maximizar la relación placer/sufrimiento es precisamente tener una vida ordenada, como muchas veces me lo enseño mi padre, Alvaro Duque-Donoso (QEPD). Esto me lleva a hablar un poco de moral y sobretodo de ética. Los ateos y agnósticos llevamos una vida ordenada y ética por convicción propia y no por miedo al castigos eternos. De esta forma somos inmunes a crisis de fe dentro de las cuales las personas creyentes, al perder su fe, también se les cae la ética y moral. A la hora de la verdad, las personas libre pensadoras podemos tener sistemas éticos y morales mas fuertes, pues además de lo ya expuesto, no contamos con instituciones como la iglesia dentro de la cual existen funcionarios que pueden perdonar nuestros pecados. En otras palabras somos nuestros propios jueces, lo cual refuerza el hecho de que tratamos de portarnos bien por convicción propia.

Al final, con esta entrada corta lo que quiero expresar es que si usted necesita practicar una religión y/o creer en entes sobrenaturales hágalo con medida, pues como cualquier aspecto emocional de su vida, las pasiones deben mantenerse bajo control o si no las cosas se pueden salir de control y llegar a los extremismos ya repasados. Afortunadamente la mayoría de la gente disfruta de sus placeres religiosos sin fanatismos. Algunos autores dicen que la política y la religión son dos caras de la misma moneda. De pronto por eso uno de los principios básicos para que una democracia funcione, es tener estas dos pasiones separadas. Es por eso que soy un fuerte crítico de movimientos políticos Colombianos como Mira, el cual tiene un lado religioso que de forma justa ha sido muy criticado y desprestigiado. La peligrosísima mezcla de religión y política ya será tema de otra entrada.

Mucha gracias por leerme. Un abrazo.