JFDO Ofrece:

sábado, agosto 30, 2014

El por qué nunca fui izquierdoso y diferencias entre sexos

En esta entrada hice una mezcla de anécdotas y datos sacados de algunos de los libros de  mis autores favoritos, para mirar como las posiciones políticas de hombres y mujeres son diferentes. Aunque son mucho más inteligentes que no nosotros los hombres, especialmente desde el punto de vista social-emocional, las mujeres tienen las de perder, por lo cual generalmente resultan adoptando estrategias que mezclan el feminismo (durante las adolescencia sobretodo) y machismo moderado cuando se trata de gastos económicos. Relaciono economía y ecología para demostrar que la vida es inherentemente capitalista.

Hace poco estuve hablando con una compañera del pregrado en Biología en Univalle, quien está pasando por una crisis ya de varios años, por una separación traumática. Parte de su depresión de debe al hecho de que está decepcionada en el sentido de que el mundo es un mierdero en el cual lo único que sirve es tener plata y ya. Como muchos compañeros del pregrado y amigos intelectualoides en general, durante su juventud fueron izquierdosos, tiraron piedras, pintaron grafitis, etc., y ahora están dedicados a la producción de dinero y tuvieron que renunciar a sus ideales de adolescencia. Yo nunca participe en las mencionadas actividades. Es mas, cuando me invitaban a una marcha o a participar en alguna huelga por x o y causa aparentemente noble, yo salía con desfachateces como:

- No, esta tarde no puedo porque quede de salir de compras con mis padres.

o

- No, ya estoy programado para irme a rumbear a la Universidad San Buenaventura.

O cosas de hijo de papi y mami de ese tipo. Entonces me puse a pensar por qué en el aspecto político maduré muy rápido, viendo que yo he sido tan lento para madurar. Obviamente después de completar casi 20 años (1992-2010) como estudiante y turista académico en Univalle, este claustro me centró mucho pues como hijo de papi y mami de una familia de ascendencia paisa fui criado en la derecha. Al más mínimo asomo de huelga me iba para mi casa a adelantar trabajos y preparación de parciales y estas cosas. Nunca participé en una sola marcha ni huelga ni nada de esas cosas.

El caso de mi hermana es muy diferente. El hecho de haber crecido en un hogar derechoso, dentro del cual la jerarquía tiende mucho a la verticalidad, resultaba en que mi hermana solo tenía poder sobre el gato y el perro. Por esto, mostró ciertas tendencias izquierdosas durante su adolescencia. En los 1990s el resultado máximo de la prueba del ICFES era de 404 puntos. Yo saqué en 1992, 375 puntos por lo cual entré sin si quiera presentar examen a la Universidad del Valle. En 1994 mi hermana sacó 333 puntos. Yo la regañé y le dije algo así como:

- Gloria pedo bruta!! con ese puntaje no vas a poder entrar a Univalle y va tocar pagarte universidad privada por lo cual el presupuesto familiar se va a ver afectado.

Mi mamá me llamó y me dijo:

- Juanfer, no le digas nada a Gloria que de todos modos no queremos que estudie en Univalle.

Yo pregunté:

- Por qué ma.

- Por qué si entra a estudiar a Univalle se convertirá en hippie, marihuanera, tira piedra

- Ma!, pero yo llevo 2 años en la Univalle y nada de eso me pasado.

- El caso tuyo es diferente pues eres inadaptable, por lo cual igualito entres a Univalle vas a salir. En cambio Gloria es bien adaptable por lo cual, si entra a Univalle se dejará influenciar mucho por el medio.

Como siempre, la lógica impecable de mi mamá me dejó callado. Y tenía casi toda la razón. Muchas veces he pensado lo que la pasa a las niñas que entran a un claustro como Univalle. Uno puede ver el cambio en su vestimenta y comportamiento. Entan como “niñas bien” y en pocos semestres están totalmente izquierdizadas. Por el hecho de tener mas inteligencia social-emocional que los hombres se adaptan muy rápido al medio. Los muchachos también, pero, a partir del testimonio de muchos compañeros del pregrado, puedo decir que la adaptabilidad masculina es mas superficial y motivada por ímpetus sexuales. Se adaptan a ese medio muchas veces solo para estar de moda y poder tener acceso sexual mas fácil a esas niñas izquierdosas. El típico discurso de un man de universidad pública hacia una pelada que se estuviese poniendo difícil empezaba o empieza por:

- Estás alienada por sistema capitalista. Tienes que destruir tu súper-yó…..

Y por ahí se le iban metiendo a la pelada. Mientras que en reuniones de solo hombres dejaban ver su verdadera naturaleza derechosa en forma de machismo, hipogamia (de esto si soy culpable yo. Utilizo este término para aprovecharse de la tendencia hipergámica de las hembras humanas, en el sentido de aprovecharse del estatus que uno tenga para acceder “fácilmente” a peladas de menos estatus), capitalismo, etc. Pero la cosa iba incluso más allá, pues habían manes que funcionaban como agitadores profesionales pagados por la guerrilla, que durante una huelga se mostraban mal vestidos y revoltosos, y en las noches de los fines de semana se los podía uno encontrar bien vestidos, con tremendos carros y hembras, en sitios lujosos.

La contradicción entre el discurso comunistoide y la forma de vida de la persona que lo practica son muy notorias, pues los izquierdosos conforme van  creciendo y se enfrentan a un medio derechizado como es el Colombiano, tienen que ganar dinero para poder sobrevivir. Pero la contradicción va mas allá de eso. Pienso que el mundo natural tiende a funcionar de forma capitalista. Esta comparación es posible pues Economía y Ecología comparten el mismo prefijo no por casualidad. Eco, que viene de oicos=casa,  tiene que ser con el flujo de dinero (economía) o energía (ecología) en la casa o ambiente donde vive un ser vivo o una comunidad. Tomemos por ejemplo la tendencia a la obesidad en los países occidentales. El cuerpo está programado para almacenar la mayor cantidad posible de alimento en forma de grasa para prepararse para los tiempos difíciles en los cuales vivían nuestros ancestros cuando todavía éramos cazadores-recolectores. El problema es que ahora los tiempos difíciles nunca llegan y siempre tenemos acceso a comida por lo cual tendemos a engordarnos. Pero este es un ejemplo trivial. Si tomamos el punto de vista del gen (El Gen Egoísta de Richard Dawkins) vemos que ese ímpetu de competir de forma egoísta viene desde el nivel molecular. La idea detrás de este libro es que los genes (que son tomados como cualquier pedazo de información genética que pasa a la siguiente generación con ninguna o pocas modificaciones) nos usan a nosotros los seres vivos como tarros desechables por medio de los cuales propagarse y perpetrarse de generación en generación. Entonces un izquierdoso podría preguntar:

- Y el comportamiento altruista qué?

Claro venimos programados para comportarnos de forma altruista pero hacia aquellos individuos con los cuales compartimos genes y/o hacia aquellos que nos pueden devolver los favores hechos. Pero en general los seres vivos somos muy interesados, pues no le halamos a actos en los cuales nosotros y/o nuestros genes no saquen algún provecho. Otro ejemplo es el hecho de que por lo menos en los primates, el estatus se hereda por vía no genética. Es decir el hijo de un individuo con buen estatus hereda el estatus de sus padres. Esto es injusto, pero así funcionan las cosas en el mundo real. Es por esto que Steven Pinker en su libro “La Tábula Rasa: La Moderna Negación de la Naturaleza Humana” nos explica, entre otras muchas cosas, que una sociedad no puede ser justa y libre a la vez, pues si es libre las personas tendrán el derecho de heredar bienes de sus progenitores y podrán trabajar para lograr un patrimonio, en detrimento de otras personas quienes no heredarán y/o no les irá tan bien económicamente hablando, todo lo cual es muy injusto. Steven Pinker tiene ideas que están en línea con las de Richard Dawkins y además es un de los autores mas importantes dentro de la joven corriente de la Psicología Evolucionista (Psicología Cognitiva + Evolución Darwiniana) tema sobre el cual estoy tratando de escribir un libro. El citado libro de Pinker, este autor critica la noción de que venimos al mundo como un pizarrón en blanco (tábula rasa) sobre el cual la cultura escribe convirtiéndose esta en la única explicación de nuestro comportamiento. Esta noción es muy adecuada para los izquierdosos, pues si todos venimos al mundo en ceros es mas fácil construir una sociedad totalmente igualitaria. Este no es lo que pasa en la realidad. Llegamos al mundo con muchas diferencias, y es imposible que al final de la carrera todos tengamos exactamente la misma cantidad de recursos económicos. Volviendo al ejemplo de mi hermana, a ella sí le pudieron imponer el hecho de estudiar una carrera profesional aplicada (técnica) como la arquitectura que era lo que más se le acercaba a sus verdaderos intereses de aquella época que eran las artes plásticas. Conmigo también trataron de hacer lo mismo en el sentido de obligarme a estudiar medicina humana, pero fui lo suficientemente terco como para terminar haciendo lo que de verdad se me daba la gana que era estudiar biología; que como parte de las ciencias duras, y desde un punto de vista purista debe ser inmaculadamente inútil (lo mismo aplica para el verdadero arte). El resultado de todo esto, que en el fondo tiene que ver con el hecho de soy bipolar y mi hermana no, es que ella ahora tiene muchas más plata que yo, pero yo tengo una vida mucho más libre, y con la posibilidad de convertirme en su parásito cuando mi mamá falte. jaja.

Otro ejemplo donde se ve lo derechosa que es la biología es en la diferencia entre sexos. Sin hacer juicios de valor, es decir sin decir que un sexo es mejor que otro. La potencial vulnerabilidad de mi hermana en caso de que hubiese sido expuesta a un ambiente izquierdoso es solo un ejemplo. Los hombres podemos ser brutos, autistas, básicos, primitivos, lentos para madurar, etc., pero igual tenemos las de ganar. Y no estoy diciendo eso por el simple hecho de que tendemos a tener mas fuerza física. Como nos lo explica Edward Osborne Wilson padre de la sociobiología (que es una de las predecesoras de la psicología evolucionista) en su libro “On Human Nature”, las diferencias entre los sexos empiezan con la diferencia en tamaño de los gametos, pues en el caso humano, los óvulos son varios miles de veces mas grandes que los espermatozoides. A partir de esto se deriva que los gametos grandes (los óvulos) van a “esperar” a los gametos pequeños (los espermatozoides) lo cual sumado a la fecundación interna propia de la mayoría de los mamíferos, resulta en el hecho de que las quedan embarazadas son las mujeres. Ahí ya está la primera vulnerabilidad. Aunque en el caso humano, y me imagino que en la mayoría de países, existen leyes que obligan a los hombres a contribuir económicamente con la manutención de sus hijos, igual la que queda encartada es la mujer. Además de ser dadoras de vida, las mujeres tienen muchas otras cosas muy bonitas, pero que aumentan su vulnerabilidad como el hecho de ser mas emocionales, tener instinto maternal, ser mas sensibles, etc. Los hombres en cambio, en medio de nuestro autismo, muchas veces la embarramos y no nos damos ni cuenta. Cuando vean una pelea entre un hombre y una mujer, tenga la seguridad de que el que la cagó fue el man.

Estas diferencias entre hombres y mujeres, relacionada con las posiciones políticas, me hace acordar de una novia que tuve en Bogotá en 2006, cuando mi papá todavía vivía, y trabajaba en esa ciudad. Durante este tiempo yo estaba haciendo mi tesis de maestría la cual por ser de índole bioinformática, igual la podía trabajar en cualquier lugar donde mi computador tuviese acceso a internet. Durante esa temporada de mediados de 2006 me sentí muy solo en Bogotá y una compañera Bogotana pero que estudiaba en Univalle, me relacionó telefónicamente con otra colega de la capital. Empecé a salir con esta última y resultamos involucrados románticamente. Estuvimos saliendo casi por dos meses, en una melosería muy cursi pero sin sexo. Cosa que durante esta temporada en Bogotá no me importó mucho, pues el clima tan frío de esta ciudad me pone demasiado calmado. Pero cuando volví a Cali, el efecto del clima caliente de esta última ciudad me volvió a levantar el ánimo y reaccioné. Aunque es tema de otra entrada, la idea es muy simple: la bipolaridad, desde el punto de vista evolucionista, puede ser el resultado de que algunos individuos resultaron sobre-adaptados al régimen estacional de Eurasia, cuando salimos del África tropical a  Eurasia. El tal es que clima tiene un profundo efecto en nosotros los bipolares (el invierno nos deprime y el verano nos sube el ánimo de una forma dramática). Recuerdo que después de unos dos días de haber llegado a Cali, estaba un medio día en mi tina, fumándome un cigarrillo y me pregunté:

- ¿Hola, yo por qué no me comí a esa rolita, después de semejante melosería?

Y me puse a pensar y me dí cuenta de que estaba haciendo un pésimo negocio en el sentido de estar cambiando una relación muy sexual no-sería con mi noviecita adolescente de Cali por una relación asexual seria con mi novia de Bogotá. Obviamente reversé todo ese cuento, y le escrí un email de terminación, en el cual le hice un análisis psicológico a mi novia de Bogotá, en el sentido de que todavía seguía apega a su ex-novio bazuquero al cual tuvo que rescatar varias veces de la indigencia, y que por eso nunca se me entregó. Entre otras muchas cosas más que le escribí, pues necesitaba justificar bien mi súbita terminación de la relación. Ella tiene Maestría en Biología Molecular y me respondió con un perfil genético en el cual según el fenómeno de anticipación, mi descendencia estaba destinada a ser cada vez mas bipolar de generación en generación. Esto a la larga fue muy bueno, pues fue la primera vez que empecé a considerar la posibilidad de no tener hijos, decisión de la cual ahora estoy seguro y la cual redundará en la comodidad de mi vida. Entre las cosas que le escribí a esta rolita, y relacionado con el tema de esta entrada, está el hecho de manejaba en su mente tres paradigmas mutuamente excluyentes, pues era católica, comunistoide y bióloga evolucionista. La ciencia, y en particular la biología evolucionista no es compatible con ninguna noción de seres sobrenaturales. Las personas de izquierda tienden a ser ateas (ahí de pronto hay una incongruencia en mi modo de ser pues soy de centro derecha y ateo), y como ya lo demostré en esta entrada, las posiciones adentradas en la izquierda no son compatibles con la biología. Yo quedé sorprendido. Como puede funcionar con esos tres paradigmas mutuamente excluyentes? Yo no podría, me enloquecería, pero parece que las mujeres, además de ser multi-task (son buenas haciendo varias tareas a la vez) son multi-paradigmáticas. Y mas aún, siempre tienen alguna creencia sobrenatural, llámese creer en dios(es), ángeles, el horóscopo o algo. Esto tiene explicación neurobiológica en el sentido de que las estructuras religiosas humanas primarias se encuentran en el lóbulo temporal derecho del hemisferio no dominante, es decir en el derecho. Las mujeres además de tener mejor comunicados sus dos hemisferios cerebrales (sus cuerpos callosos son mas grandes), el hemisferio izquierdo no es tan dominante como en los hombres, lo cual  explica su mayor sensibilidad, emocional y gusto por los carretos psico-esprituales, pues todos estos rasgos están mas relacionados con el hemisferio derecho. Pues me puse a examinar a mis compañeras de la Universidad, y me di cuenta que la mayoría seguían un patrón similar. Tenían alguna creencia en entes sobrenaturales y además eran de izquierda, Sin embargo, conforme pasa el tiempo y después de al menos una de ellas tuviera un hijo, el discurso cambia. Esta compañera que resultó siendo una madre soltera me dijo un día algo así como:

- Ahora entiendo por qué muchas mujeres son machistas, pues en esta tarea tan difícil como gestar y criar un hijo necesito a gritos un hombre que me ayude.

Como hombre de centro no estoy de acuerdo ni con el machismo ni con feminismo extremo. Pero un machismo moderado, expresado en caballerosidad y protagonismo masculino a la hora de gastar dinero, hace que esta postura sea conveniente para las mujeres. De la misma forma, un feminismo moderado nos conviene a que la fácil vida de nosotros los hombres, sea aún más fácil, pues ahora las amigas y demás, se encuentran en una posición mas proclive a ayudar con los gastos económicos. Aunque esto es relativo, pues muchas mujeres a la hora de ser libres aplican el feminismo, pero a la hora de gastar dinero aplican el machismo. De hecho este fue el motivo por el cual le terminé finalmente a mi última novia en Cali (2005-2010), pues cuando era estudiante de pregrado, listo, yo gastaba con mi pequeña mesada mensual. Pero después de graduarse como profesional y empezar a ganar mas plata que yo quería seguir en las mismas. Eso y el hecho de finalmente empezarme a enamorar de verdad de ella no me gusto para nada, y le expresé en el primer semestre del 2010, algo así como:

- Mirá, mi papá decía que desde el desayuno se ve como va a ser el almuerzo. Si ahora que manejás más plata que yo no ayudás con los gastos de este noviazgo, si algún día llegamos a algo serio como un matrimonio vas a ser la típica mujer que se gasta toda la plata en vanidades y le deja toda la carga de la manutención del hogar al hombre. Y aunque me estoy empezando a enamorar de verdad de vos, yo no me voy a dejar coger de marrano. Quiero ver que empezás a invertir dinero en esta relación o nos abrimos.

Asintió, me dio la razón, pero no invirtió y esto me sirvió de excusa perfecta para terminarle, pues en realidad tenía muy incómodo el hecho de estarme enamorándome de verdad de ella, pues nunca le vi madera como para ser mi futura esposa. Increíblemente hay manes que se dejan marranear de esa forma.

Con estas palabras empiezo a terminar esta mezcla de anécdotas y posiciones políticas diferenciales entre sexos. Como a  cualquier persona pensante me gustaría que todas las personas del mundo pudieran vivir como viven los ciudadanos de esos países nórdico-europeos, en los cuales la gente nace parada, pues el estado les da todo lo básico y el que quiera más dinero puede trabajar o negociar, pero el que quiera se puede quedar con lo básico que le da el estado y dedicarse a cultivar alguna vocación que no necesariamente implique ganar dinero. Son países donde se aplica tendencias de centro como la socialdemocracia y la tercera vía (ni comunismo ni capitalismo extremos), con las cuales me identifico. Es más, en el tiempo que mi vivía mi papá y aún ahora, nuestro núcleo familiar funcionaba como un estado de este tipo, como una suerte de socialdemocracia monárquica, en la cual mi papá era el Rey, mi mamá era el primer ministro (y lo sigue siendo) y los ciudadanos comunes y corrientes a los cuales el estado les daba todo lo básico éramos mi hermana y yo (en mi caso sigue siendo así). Mi papá decía que nosotros salíamos de la casa con doctorado y apartamento, que ese era el impulso inicial que nos darían nuestros padres. Eso se cumplió parcialmente, pues mi hermana no hizo doctorado y yo lo estoy haciendo pero virtualmente y a un paso muy pausado, y además no me he casado y creo que nunca lo haré: pero, seguimos contando con ese micro-estado socialdemócrata. Entonces claro, opinar desde una posición como la mía es más que cómodo, pues nunca pasé por las necesidades que pasaron muchos de los compañeros de Univalle. Me desvié un poco. Al final lo que quiero decir es que nunca me pase a la izquierda por el problema de la velocidad del cambio. Probablemente algún día, en unos pocos siglos, toda la humanidad sea gobernada por un sistema socialdemocrático, en el cual todos los ciudadanos tengan derecho a buena alimentación, salud, vivienda, posibilidad de estudiar, etc. Pero eso no se logra tirando piedra como expresión adolescencial  típica de los estudiantes de pregrado de nuestras universidades públicas.

Muchas gracias por leerme y un abrazo.