jueves, octubre 22, 2015

Bonanza de Ucranianas y Condicionamiento a Casarme

Leer este Artículo en Formato PDF

En esta entrada resumo mis actividades del mes de septiembre de este año, las cuales giraron alrededor de conseguir una esposa Ucraniana por internet. Afortunadamente al final del mes entré en razón y me di cuenta que todo eso es una locura. Sin embargo doy los datos y vínculos por si un hombre con la paciencia y dinero que yo no tengo, pueda ensayar a ligar con una  Ucraniana. Son mujeres muy lindas, románticas, orientadas hacia la familia. Después la entrada gira alrededor mi necesidad de superar mi condicionamiento a casarme, viéndolo desde el  punto de vista neurobiológico y psicoanalítico.

Al principio de Septiembre de este año me dio una pequeña depresioncilla (disforia) con un pequeño brote matrimonitis. Estuve todo un sábado acostado y oyendo musiquita suave a media luz. Disfórico y todo me estaba divirtiendo. Pensé en varias cosas pero sobretodo en cual sería mi futuro marital. Hay mujeres muy lindas de todos los colores y condiciones en un país como el nuestro. Pero mi tipo son las mujeres blancas o rubias naturales y ese tipo de mujeres no abunda en un país como Colombia. Entonces en medio de mi placentera y romántica disforia empecé a fantasear. Resumiendo el cuento descarté la posibilidad con una norteamericana pues lo primero que van a mirar para tener una relación seria es cuanto se gana uno al año y aunque yo tengo patrimonio y tengo un buen nivel de vida, no tengo forma de demostrar cuanto me gano al mes. Y en todo caso es poco. Entonces pensé, pues puede ser una europea, que además de ser rubia tenga un pensamiento avanzado y pueda admirar otras cualidades como la inteligencia, habilidad para escribir y todo este tipo de cosas intelectualoides en las cuales me desempeño más o menos bien. Seguía fantaseando y pensé que una europea occidental no podría ser porque tendría más dinero que yo y me tocaría irme a vivir a este continente, para que mi ánimo y sueño se convirtiesen en una montaña Rusa por las estaciones y muy posiblemente me tocaría dejarme preñar y ponerme a criar muchachitos pues mi potencial esposa mantendría el hogar y tendría una posición dominante. Y yo voy a someterme a un régimen estacional y mucho menos a reproducirme. Entonces pensé, pues podría ser traerse una niña bien linda que esté en una situación difícil acá a vivir con nosotros. Entonces pensé en el este de Europa. Busqué rumanas pero empecé a ver muchos sitios para ligar con Rusas y especialmente Ucranianas.

Me levanté de mi cama y empecé a investigar esto más a fondo en mi computador. Leí bastantes páginas, desafortunadamente no las apunte todas, pero empecé a ver cosas tan ridículas como que hay un superávit de unas 10 millones de mujeres jóvenes Eslavas (Pueblos de Rusia Occidental y Europa del este) buscando esposo fuera de sus países. Que en estos países la proporción de mujeres con respecto a hombres es como de 9 a 1. Y que estos hombres tienen de tanto a donde escoger que generalmente son muy infieles y fuera de eso abusan mucho del alcohol y el tabaco haciendo que la tasa de mortalidad masculina sea muy alta. Empecé a mirar estos sitios y contienen una cantidad ridículamente grande de mujeres absurdamente hermosas. En ese momento mi disforia ya había pasado por la curiosidad y al ver todo esto me puse incluso un poco eufórico. Empecé a averiguar y a meterme más a estos sitios e hice un mensaje genérico y me puse pegar y enviar en cada perfil de cualquier mujer que me gustara, que en estos sitios son la gran mayoría. Y así se pongan varios filtros como buscar mujer soltera, joven, sin hijos que no fume, etc., la cantidad de perfiles que se dan como resultado son de varias decenas. Al otro día (domingo) encontré unas 20 respuestas después de haberles escrito el mismo mensaje a unas 100 mujeres en el mismo sitio web. Le empecé a mostrar esas niñas a mi mamá y me dijo:

- Si te traes una muñequita de esas tan linda, dejo que viva acá con nosotros.

Entonces en el momento pensé que por ahí iba a resolver mí situación marital y le empecé a dar fuertemente al cuento. Lógicamente empezaron a surgir problemas. Con la investigación previa que había hecho, estaba consciente de que podían haber muchos engaños. El típico es que una mujer de esas ilusiona por correspondencia a un hombre occidental y después le pide para los pasajes aéreos y una vez enviado el dinero la mujer desaparece. También detecté algunos perfiles falsos, armados con fotos de otras personas diferentes. Pero puedo decir que la gran mayoría son reales. El otro problema es la comunicación. Lógicamente filtré los resultados buscando mujeres que hablaran inglés. Pero me empezó a dar la sensación que la mayoría le estaba pegando duro al google translator o algo así pues no comentaban lo que yo escribía y su inglés era bastante deficiente. Se limitaban a hablar de cosas románticas, lo cual es divertido, pero nada más. En Ucrania la situación es todavía más dramática para las mujeres pues la mayoría de hombres se van para el frente de batalla en el este del país donde hay guerra. Lo que está pasando es que los separatistas pro-rusos quieren declarar la independencia del sureste del país (Lugansk y Donetsk) para anexionarse a Rusia, país este que obviamente los está ayudando. Pero la mayor parte de la población Ucraniana, incluyendo su actual gobierno, quieren pertenecer a Europa y están apoyados por occidente. Esta es una típica guerra proxy entre la OTAN y Rusia, pero las víctimas las pone Ucrania. Y la mayoría de los hombres que no van a la guerra, repito, abusan del alcohol y la nicotina. Entonces estas niñas ven en el amor la salvación a todos sus males. Sienten que el amor no solamente acabaría con lo guerra si no que el encontrar a un occidental idóneo podrían huir del país, que aunque no todo está en Guerra, sí que lo está en economía de guerra.

Entonces me divertí mucho intercambiando mensajes románticos con esas niñas. Para colmo de males son muy conservadoras y orientadas a la familia. Por lo cual son prácticamente anuptafóbicas (fobia a no estar casada) y además, como es normal, quieren tener hijos. Dicen que están dispuestas a irse a cualquier país detrás de su amado, son bien educadas y les gusta mantener su casa super-organizada y dicen que su vida giraría alrededor de su esposo. Suena bien pero empecé a ver que mi decisión inmodificable de no tener hijos podría ser un problema. Hasta que de un momento a otro tuve una epifanía y llegue a una conclusión muy difícil de obtener: una esposa no es igual a una mascota, pues no solo es darle comida, dormida y amor. Porque listo, supongamos que uno se encarreta con una mujer de esas y va por una y se la trae. Que la pongo a hacer mientras aprende Español? Con que plata la voy a mantener mientras consigue trabajo, lo cual es casi misión imposible acá en Ibagué? Es que cuando uno le mete matemáticas a un proyecto ya se puede ver la realidad y factibilidad de las cosas. Si yo me traigo una mujer de esas me puedo ir olvidando de mi mesada mensual y además me tocaría ponerme a trabajar en la calle para mantenerla. Entonces ese proyecto se me fue cayendo y cuando la euforia cedió a la razón me di cuenta que era una locura. Que más haya de divertirme con correspondencia bonita, no servía para nada más.
Pero si usted es un hombre soltero, bilingüe y con suficiente dinero y paciencia para mantener una mujer de estas, lo puede intentar. Empiece probando los sitios gratis, donde es prohibido que las mujeres le pidan a uno dinero. Los tres mejores son:




Hay una señora Ucraniana (Krystyna) que se casó con un alemán y si mal no recuerdo es master en relaciones internacionales. Monto un blog muy bacano para guiar a hombres occidentales a conseguir esposa en Ucraniana. La dirección de este blog es:


Krystina dice que en los sitios 100% gratis, como los que liste anteriormente, el problema es que la tasa de respuesta es baja. Según mis mediciones es del 15%. Pero con toda esa cantidad de mujeres tan lindas buscando esposo occidental de todos modos se obtienen muchas respuestas. A la primera que le escribí me invitó a ver su perfil en una agencia matrimonial (http://www.uadreams.com/) donde al principio tuve algunos créditos para disfrutar de este sitio que si es pagando, y bien caro. Dice Krystyna que la ventaja de estas agencias que cobran es que las mujeres están mucho mejor seleccionadas y la tasa de respuesta es altísima. Todavía me invitan a videochats en este sitio, pero es muy caro.

Entonces casi todo septiembre estuve en esas y cuando entré en razón empecé a pensar cosas como: ¿Yo si me quiero casar o es una pendejada que me da cuando se me baja el ánimo? ¿Serán reales ganas de casarme o es el temor que me produce la llegada del día que pierda a mi madre, lo cual me impulsa a buscar una figura femenina que reemplace a otra? (lo que llevó a a Anakin Skywalker al lado oscuro de la fuerza, convirtiénose en Darth Vader) ¿Será que todo esto es simplemente los rezagos sintomatológicos del componente afectivo de mi condición bipolar? No tengo la respuesta a estas preguntas, pero estoy concluyendo que en realidad yo no me quiero casar pues eso implicaría una total reorganización de mi vida. Se me acaba mi vida relajada y me tocaría usar mi maestría en ciencias para dar clase de lo que sea en las universidades que sean aquí en Ibagué. Además, y como lo he dicho antes, es muy improbable que una mujer que valga la pena se venga a vivir con su suegra, por más bacana que mi mamá sea, y que además renuncie a la posibilidad de tener hijos. Entonces es obvio que a largo plazo me voy a quedar solo. O me pongo a trabajar de sol a sol para tener la compañía temporal y relativa de una familia formada por mí, o sigo con mi vida relajada y al final me quedo solo. Pues resulta que soy tan cómodo y tengo mis finanzas tan bien planeadas para el resto de mi vida, que prefiero quedarme solo. Lo máximo a lo cual voy a llegar es a lo que hecho hasta ahora. A volver a tener novia. Quiero una mujer joven, bonita y con plata (como dice Poncho Rentería), que viva en su casita y yo en la mía, y si las cosas duran nos podríamos llegar a juntar cuando nos convirtamos viejos. Pero incluso este escenario es muy improbable y es por eso que cada vez me concientizo que me voy a quedar solo. Y vuelvo a nombra la lógica del terrorista de Estanislao Zuleta: Hay que aspirar a lo mejor pero prepararse para lo peor. Y lo que he visto con los años es que los peores escenarios (Worst Case Scenarios: WCS) con el tiempo se van volviendo mejores escenarios. La idea de convertirme o mejor empezar dese ya a ser un viejito solitario dedicado a leer y escribir, y farandulear de vez cuando, cada vez me gusta más. Ahí aprovecho para hablar de las enseñanzas de mi filósofo favorito: Epicuro, quien propendía por los placeres serenos y en ese orden de ideas aconsejaba mejor tener amistades que relaciones pasionales. No he tenido la mundial de mujeres, pero con las que tuve está bien. Y en este momento no estoy para empatarme con una mujer que solo me guste físicamente para tener sexo. Los tiempos de ser hipogámico (buscar mujeres de bajo estatus para acceder sexualmente a ellas más fácilmente) ya pasaron hace una década o más. Entonces esto aumenta todavía más mi soledad de pareja pues ya no estoy para cuadrarme con cualquier ñuca solamente para no estar solo.

Entonces, como lo dije en la entrada anterior ahora estoy más enfocado en conocer gente nueva y bacana, sobretodo amigas, pues ahora estoy en la fase romántica de mi vida, en la cual el sexo ya no es el protagonista principal, sino que ahora puedo disfrutar más de una conversación bien interesante con una mujer bien linda, en un sitio bien agradable. Yo me acuerdo que hace unos 10 años, cuando todavía estaba haciendo mi maestría, mi profesora de histología, Liliana Salazar, me decía:

- Juan-Fernando, relájese y tenga amigas. Simplemente amigas y espere a ver qué pasa.
Y yo contestaba.

- No!!! uno tiene que entrar atacando de una vez o sino lo clasifican definitivamente como amigo y de ahí no logra nada.

Pues ahora le doy la razón a mi profe Lili. Lo mejor es tener varias amigas para no apegarse a ninguna, esperar a que las cosas pasen espontáneamente y que se desarrolle libremente el tipo de relación que ha de desarrollarse. Eso me recuerda a la canción Gabetas de la orquesta Dan Den de Cuba, que en mi interpretación habla de un man que tiene varias mujeres en su cabeza y eso le produce mucho placer. Tener varias amigas, que solo sean amigas, y repito, es muy bacano porque no se apega uno a una sola, y así no toma el papel de pretendiente por una de ellas. Porque cuando me pongo de pretendiente, me convierto en un actor tratando de hacer una venta (en especies como la nuestra los machos funcionamos como vendedores y las hembras como clientes, y la venta es la cópula) y pierdo mi espontaneidad y me tiro en todo. Y las pocas novias que he tenido en mi vida les he gustado por la espontaneidad exagerada propia de un individuo bipolar.

Helen Fisher, antropobióloga que se dedicó a estudiar la neurobiología del amor, dice que durante una relación se pasa por tres fases:

- La sexual, media por testosterona en los hombres y estrógenos en las mujeres. En esta fase es muy importante el gusto físico, sobre todo para nosotros los hombres.

- La romántica, mediada principalmente por dopamina, en la cual ya entran en juego muchos otros elementos que van más allá del sexo, como lo narré arriba.

- El apego a largo plazo, mediado por vasopresina y oxitocina. Esta fase es la alcanzada por parejas de viejitos que llevan muchas décadas juntos y que cuando uno se muere, al poco tiempo se muere el otro por pena moral.

Yo pienso que el verdadero amor se da entre la fase romántica y la del apego a largo plazo. De lo cual se concluye que nunca he estado realmente enamorado. Y también se concluye que la mayoría de gente se casa gracias a una mezcla de traguita y encoñecito, pero no por amor verdadero. Pero lo que quería decir es que es posible que estas tres etapas, que Fisher las relata para una relación en particular, puedan darse a lo largo del desarrollo de un solo individuo. En el caso de nosotros los hombres, durante nuestra adolescencia y los primeros años 20s, solo podemos pensar en sexo. Tenemos la testosterona por las nubes. Y esa hormona lo pone a uno agresivo y sexualmente excitado. Y si a eso agregamos una condición afectiva bipolar como la mía, la cosa es todavía más complicada. Miro para atrás y no sé cómo hice para obtener mis títulos académicos. Con razón el colon se me “toteo” a los 29 años en el 2002. Pero yo creo que ahora estoy pasando por la fase romántica. Por eso ahora me interesa más conocer mujeres lindas e interesantes para charlar rico en escenarios agradables. Eso pinta muy bien, gracias a mi super-prima Claudia España, quien me está presentando gente muy bacana (de centro derecha), pues creo que ya conozco a todos los izquierdocitos intelectualoides del pueblo. Y aunque con la gente de izquierda las conversaciones son más pesadas (lo cual se me facilita a mi) estoy aprendiendo a disfrutar de charlas no tan pesadas, lo cual, por mi régula inteligencia social-emocional, se me dificulta más.

Entonces me estoy contradiciendo. Si me está gustando el romanticismo, ¿por qué no sigo teniendo correspondencia con estas niñas Ucranianas tan agradables? La respuesta es que resulté ilusionando a varias Ucranianas para después tener que explicar que mi viaje a Europa está planeado, por temprano en la primavera del 2017. Aquí se ve patentico como diferentes partes del cerebro pueden estar queriendo cosas diferentes.  Esto lo intuyo por los reportes de casos en los cuales a pacientes se les ha seccionado su cuerpo calloso (el conjunto de fibras que conecta a los dos hemisferios cerebrales) para evitar que una epilepsia grave se extienda de un hemisferio a otro. En estos casos surgen dos personas diferentes. Si se le pregunta al hemisferio derecho lo que quiere ser, generalmente responde que quiere incursionar en una carrera artística. Si se hace lo mismo con el izquierdo, este responde que le gustaría ser científico. Dicho sea de paso, por eso es que las mujeres tienden a creer más en cosas sobrenaturales (incluido lo religioso) pues el dispositivo neural espiritual se encuentra en el hemisferio derecho y el mismo no está tan dominado por el izquierdo como si pasa en los hombres. Apuesto que mi hemisferio emocional, el derecho, quiere romanticismo y una compañera definitiva y todas esas cosas. Y el izquierdo, el dominante, o sea yo, hace cuentas y es consciente de que esto no es posible y, como ya lo dije, supondría un cambio total de vida, lo cual no voy a permitir. Yo creo que desde unos pocos años para acá, mi hemisferio derecho (donde residen la mayor parte de las habilidades que componen la inteligencia social-emocional) está saliendo de su retardo y por eso me está pidiendo, además de romanticismo, música. Mucha música. Estoy enloquecido con Apple Music por ejemplo. Pero por más que se desarrolle mi hemisferio derecho, dentro de mi cráneo impera una dictadura encabezada por mi prefrontal izquierdo, o sea yo.

Incluso otra forma de verlo es desde el punto de vista psicoanalítico. Mi papá [Álvaro Duque-Donoso. MVz (QEPD)] explicaba esto de una forma muy bonita y fácil de entender. Una vez me dijo:

- Cada uno de nosotros contiene un padre (super-yo), un hombre (yo) y un niño (ello).

Entonces con eso entro a otro problema. Hace varias décadas, en Univalle-Melendez en Cali-Colombia, vi un grafiti que decía:

- Hay que destruir el super-yo para ser feliz.

Me pareció un poco exagerado pero ahora lo entiendo. El super-yo contiene todas las normas, prejuicios, etc., que la sociedad a implando en nosotros, incluyendo los condicionamientos sociales que nos programaron, lo cual en mi caso fue hecho especialmente por mi padre. Recuerdo en 1985. Tenía yo 11 años y estaba recostado sobre él y me dijo:

- Hijo, faltan 15 años para el años 2000, en ese entonces tendrás 26 años, ya tendrás maestría, doctorado y ya me habrás dado nietos.

Mi papá leía muchos libros sobre superación personal, visualización del futuro, y estas cosas, y quien sabe a cuantas sesiones de programación neurolingüística me habrá sometido, como la que acabo de narrar. Esto se vio patentico en 2004, cuando estando en los preparativos del matrimonio de mi hermana en Dover, New Jersey-USA, cumplí 30 años y llorando, fumando y tomando yo me decía:

- Marica, ya tengo 30 años y ni siquiera he terminado la maestría. A qué horas voy a hacer el doctorado y a tener hijos.

Estaba en medio de una crisis existencial tenaz pues en el 2002-2004 casi pierdo mi vida por la peritonitis que me produjo la explosión mi colon. Diez años después, cuando cumplí 40 años en 2014 ya estaba mucho más relajado pues ya había superado muchos condicionamientos. El primero, al de tener hijos. Con solo ver la embollada que se meten los padres con sus hijos (incluido un hijo problema bombril como yo) superé el condicionamiento a reproducirme. Además como me lo hizo ver una novia que tuve en Bogotá en 2006 cuando me respondió el email en el que le terminé haciéndole una radiografía psicológica (maneja tres paradigmas mutuamente excluyentes: catolicismo, comunismo y evolución biológica). Ella, quien es master en biología molecular y me escribió, entre muchas otras cosas que mi descendencia estaba condenada a ser más y más bipolar cada generación por un fenómeno genético que se llama anticipación que en pocas palabras consiste en cada generación la repetición aberrante de nucleótidos que produce la enfermedad se aumenta, por lo cual en la descendencia puede mostrar la condición de forma más acentuada. En otras palabras si yo llego a engendrar un hijo, va a salir más bipolar que yo, lo cual desembocaría que durante su adolescencia simplemente nos matásemos.

El condicionamiento a trabajar fuera de mi casa de acuerdo al indicador hora-culo-silla fue más difícil de superar. El único trabajo de este tipo que tuve fue cuando, al final de los 1990s, fui el secretario del Vicedecanato de Investigaciones en Univalle: San Fernando: Facultad de Salud, también en Cali-Colombia, lo cual fue muy divertido. Me gusta mucho el trabajo de oficina. Pero después de este trabajo he sido contratista en varios grupos de investigación y fundaciones pero sin ningún trabajo fijo. Durante el duelo por la muerte de mi papá en 2007, me molestaba mucho que me dijeran que yo no trabajaba. Yo trataba de explicarle a la gente las labores intelectualoides que hago en mi oficina casera hasta que un colega me dijo:

- Juan, no te desgastés explicando. La gente del común no maneja el concepto de que estudiar es trabajo también. Para la mayoría de gente, la idea es estudiar lo mínimo posible para ganar suficiente dinero para formar una familia. Pero tienen completamente divorciado el concepto de estudiar y trabajar.

Entonces me empecé a relajar en ese sentido, tanto que ahora digo que soy el parásito de mi mamá, cuando en realidad soy más bien un simbionte (la hospedera se beneficia de mí) pues mi mamá sobrevivió a la muerte de mi papá por mí, y entre otras cosas yo he puesto una porción significativa de mi herencia-patrimonio para sanear las finanzas de nuestra casa al principio de este año, entre otras cosas que la gente no sabe. El tal es que ya el condicionamiento a trabajar fuera de mi oficina casera lo superé, y muy difícilmente me veo trabajando en otra oficina.

Pero volviendo al tema de esta entrada, el condicionamiento a casarme ha sido el más difícil de superar. Es obvio que todavía no lo he superado del todo, y eso causa varias incomodidades de las cuales me quiero deshacer. Entre otras, y como parte de la fase romántica por la cual estoy pasando, cuando una mujer realmente me gusta, me apego rápido. Las llamo traguitas patológicas y son uno de los pocos síntomas que me quedan por controlar en cuanto a mi condición afectiva bipolar. La idea es meterme en la cabeza que a lo máximo que llegaré, y repito, es a tener una relación estable y duradera con una buena mujer, que me guste de verdad, pero que cada uno viva en su casita. En una tienda tradicional que queda en el barrio antiguo de Cali, San Antonio (el equivalente ecológico de la Candelaria en Bogotá), cerca al peñón, se reúnen los viernes varios intelectualoides duros de Cali. Extraño mucho ese parche. Entre ellos había varios seguidores de Estanislao Zuleta. Y conocí varias parejas de ese tipo. Parejas de años de duración pero cada uno en su casita. Y es que si uno quiere desarrollarse intelectualoidemente no puede tener una pareja queriendo interactuar con uno a toda hora. Volviendo a lo de las Ucranianas una de ellas me dijo:

- Me sueño casada contigo y estando a tu lado mientras lees y escribes.

Suena muy bonito pero es un parche muy incómodo. Y si le meto más racionalidad a la cosa empiezan a surgir más cosas incómodas que hacen de la convivencia algo difícil. Si uno se casa con una mujer que no hablé no hable Español, le tocaría traducirle cada palabra que se hable a su alrededor y máxime con estas niñas Ucranianas cuyo inglés deja mucho por desear. Otro ejemplo: las pocas veces que dormido acompañado con una que otra novia, duermo muy incómodo. Yo tengo una cama semidoble y me gusta explayarme en la misma. Entonces he ahí otro detallito costoso, me tocaría comprar una cama King size para poder dormir acompañado pero bien. Y esta es sola una de las mañas que uno va cogiendo con la edad, como tomarme días enteros para hacer pereza, que ya son muy difíciles de cambiar y harían de la convivencia algo  inaguantable.

Entonces ASAP (As Soon As Possible: tan pronto como sea posible) debo terminar de superar este condicionamiento social a casarme para disfrutar de momentos románticos con amigas o con una novia que se mantenga sola. Y es que ese siempre ha sido un problema para mí. Cuando estoy con una mujer que se encuentre en una situación económica apretada pues podemos salir con lo poco que tengo yo. Pero no me veo perpetuamente manteniendo a una mujer. Se de mujeres que son profesionales, se casan y no ponen su sueldo al servicio de la casa, sino que se lo gastan en tardes enteras en el salón de belleza y comprando lujos, y le dejan al hombre todo el peso de la manutención del hogar. Por eso le terminé a mi última novia en Cali en 2010, pues empezó a ganar más plata que la mesada que me daban a mí y aun así quería que yo siguiera gastando todo. Entonces repito, si la elección es trabajar de sol a sol para mantener una esposa e hijos para estar relativa temporalmente acompañado, o seguirla cogiendo suave y quedarme solo, pues escojo lo último. Igual en ambos escenarios el resultado final más probable es la soledad, la cual se ha convertida en una de mis mejores amigas pues me cansé de luchar contra ella durante tantos años buscando gente y resultando en unos parches hartísimos solo por estar acompañado.

Si no se superan esos condicionamientos, como le sucede a la mayoría de gente, las personas resultan metidas en unas vacas locas con unos niveles de estrés prohibitivos para un individuo bipolar como yo. Hoy en día le agradezco a la vida por tener una condición bipolar tan bien manejada, pues entre otros muchos beneficios, me ha dado la creatividad y falta de vergüenza para vivir de forma diferente al común de la gente. Y es que, aunque no lo tengo muy claro, la mayoría de la gente confunde progreso con prosperidad. Progreso es como seguir una lista de puntos por cumplir, una trayectoria predeterminada: estudiar, casarse, reproducirse, producir dinero, etc. Prosperar es crecer de una forma no predeterminada ni siguiendo una serie de pasos obligatorios. Es volverse bueno en un arte o realizarse profesionalmente y/o personalmente sin necesariamente dedicarse el 100% del tiempo a lo que se dedica la mayoría de personas en las sociedades capitalistas: reproducción de gente (para aumentar la plaga humana que está acabando con el planeta) y producción de dinero por medio de un trabajo aburrido. Esto lo tengo estudiar mejor. Pero ahora voy entendiendo porque uno de los mejores profesores que tuve durante el pregrado, Manuel Giraldo, hablaba con desdén de las nociones de progreso. Claro, si aplicamos el concepto de progreso a la evolución biológica, eso implicaría que todos los seres vivos deben evolucionar de acuerdo a un plan (divino?) y llegar a parecerse lo más posible a la forma más “in” de ser vivo que supuestamente es ser humano. Esto se llama antropocentrismo, lo cual no es compatible con la Ley de Evolución por Selección Natural de Darwin y Wallace. En otras palabras sería como progresar en la cadena del ser Aristotélica (cosas, plantas, animales, humanos, etc.). La vida no evoluciona progresando de acuerdo a un plan predeterminado. La vida prospera por muchos caminos diferentes, formando un árbol filogenético gigante en el cual ninguna forma de vida es superior a la otra. Eso en cuanto a evolución biológica. En cuanto al desarrollo de un ser humano en particular, y de vuelta al terreno cultural, hay muchas formas posibles de desarrollarse diferentes a formar una familia y estas cosas que hacen la mayoría de personas. Bueno ya estoy repitiendo mucho lo mismo, pero lo hago con el ánimo de meterme en la cabeza de que para ser realmente libre debo terminar de deshacerme del condicionamiento a casarme para disfrutar del romanticismo de una forma serena.

Entonces ya regresé a mis actividades normales. Se me atrasó mi trabajo por un mes, pero mis clientes comprendieron y además septiembre no fue perdido, pues perder por conocer, no es perder. El penúltimo brote de matrimonitis me dio me atrapó todo el primer semestre del 2012. El último duró solo septiembre de 2015, entonces voy progresando. En ambos casos le di duro a los sitios web para ligar con mujeres. Esto es un claro síntoma de que estuve maluco de la cabeza en ambos brotes, pues todavía lo más sano es conocer una posible pareja en la vida real. Quizás algún día la gente se conozca exclusivamente por la matriz (internet) pero ese día no ha llegado todavía.


Muchas gracias por leerme.