Bienvenidos a mi web. Soy Juan-Fernando Duque-Osorio, Máster en Ciencias Básicas Médicas, Diplomado en Tratamiento de Trastornos Afectivos y Biólogo Profesional. En mi Educación AcadémicaPublicaciones Científicas Serias (diferentes a las de mi blog) puedes ver que tengo formación en Neurobiología, Psicología Evolucionista y ramas afines. Fui diagnosticado con Trastorno Afectivo Bipolar (TAB) en 1988 a los 14 años; tengo una bipolaridad muy bien tratada y llevo mucho tiempo eutímico (estable). Hago psicoeducación (que los pacientes aprendan sobre su condición lo cual es un pilar importantísimo del tratamiento) y divulgación científica sobre TABs. ¿Te gustaría ser escuchado, aconsejado y recibir psicoeducación por un bipolar como yo quien quizás haya pasado por cosas más duras que tú y además tiene conocimientos en Neurobiología, Psicología y afines? Contáctame y podríamos hacer una videoconferencia de prueba gratuita de 15 minutos. También puedo impartir clases de Biología y proveer Servicios Académicos (ver mi Portafolio). Gracias por visitar mi web y ¡Animo!

Aunque soy Ateo, Por mi Bipolaridad, Tuve una Epifanía (Experiencia Religiosa) en un Verano en NY

Resumen: Como todos los veranos en NY en 2004 me puse hipomaníaco. Pero al comienzo de viaje estaba triste porque cumplí 30 y ni siquiera había terminado mí Máster. En medio de una pasantía en un laboratorio del Museo Americano de Historia Natural (AMNH), me puse filosofar y ahí vino la experiencia religiosa o epifanía narrada aquí. Regresé a Cali creyente, dejé mis fármacos porque supuestamente Dios ya me había curado de mi bipolaridad. Pero después vino el bajón, leí “El Código Da Vinci” y volví a mi ateísmo. Actualización 04-Ago-2021: Sigo siendo ateo, pero me he flexibilizado por estar llegando a los 50. Además, lo natural es que los seres humanos seamos creyentes, pero al examinar la naturaleza científicamente lo más lógico es ser ateo. Para solucionar esta contradicción me inventé un pequeño sistema de creencias no-sobre naturales llamado Panteísmo Cuántico. 

Atribución Imágenes de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Símbolo Ateísmo: Imagen de Chris Prado Arenas usada bajo licencia CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons. Logo American Museum of Natural History: Tomada de https://infoforscholars.com/research/science-research-mentoring-program/ . NY-Times Square-Un Verano en NY: Imagen de dominio público tomada de https://pxhere.com/es/photo/1272034 . Epiphany: Imagen de RonMader tomada bajo Licencia CreativeCommons (CC BY-SA 2.0) de https://www.flickr.com/photos/planeta/27723871009 . Bombillo Brillando con Idea: Imagen del dominio público tomada de https://www.maxpixel.net/Epiphany-Think-Bulb-Idea-Yellow-Electricity-Light-305069 . Carátula Libro “Código Da Vinci” de Dan Brown: Tomada de https://www.iberlibro.com/CODIGO-VINCI-DAN-BROWN-UMBRIEL/6302669575/bd . Carátula del Libro “El Espejismo de Dios”: Imagen de dominio público tomada de Wikimedia Commons. Signo del Ateísmo: Imagen del dominio público tomada de: https://publicdomainvectors.org/es/vectoriales-gratuitas/Ateo-signo-vector-dibujo/6455.html


Nota: Si usted tiene creencias religiosas muy arraigadas se le aconseja leer este documento con una mente abierta o incluso no leerlo. 


Yo soy ateo o agnóstico fuerte como diría Richard Dawkins en su libro “El Espejismo de Dios” [1, 2] pues es neurobiológicamente imposible ser total mente ateo [3, 4]. Por lo cual actualmente no soy religioso, aunque como niño y adolescente fui educado como católico. Incluso antes de ver Evolución Biológica durante mi pregrado en Univalle Meléndez, Cali-Colombia, iba a la sede masculina del Opus Dei en la ciudad acabada de nombrar. Y antes de eso hice mi pre-ICFES en dicha congregación. Cuando vi Evolución, que fue la principal razón por lo cual estudié Biología y no Medicina Humana me convertí en ateo. Y aunque me queda mucho por aprender sobre el tema, me considero un Biólogo Evolutivo.


Cuando empecé a estudiar esta materia, se hizo claro que tenía que escoger entre la Evolución y el catolicismo, en particular, pero en general entre la Ciencia y la Religión. Fue entonces cuando me alejé de las Religiones en general y del Opus Dei en particular. Pero durante un verano en Nueva York en el 2004 cuando fuimos a acompañar a mi hermana para su matrimonio, me puse un poco hiperactivo, más exactamente hipomaníaco, que es el término exacto para un bipolar leve (ciclotímico) como yo. En pocas palabras me puse un poco subidito e inestable, y es que siempre que voy en verano a NY me pasa lo mismo. El tal es que, durante este verano en NY del 2004, oscilaba entre la euforia y la depresión porque tenía en Cali una muy buena novia que me quería de una forma diferente a la que yo la quería a ella. Ella quería que fuéramos folla-amigos y yo quería un noviazgo estable. Además, fue el verano en el cual cumplí 30 años, evento que me fue celebrado por la familia política de mi hermana en New Jersey. El tal es tenía una mezcla de alegría y tristeza. Estaba haciendo una pasantía extraoficial en el laboratorio de Biología Molecular del Museo de Historia Natural de NY con su jefe Angelique Corthals y mi compañera de pregrado, Liliana Dávalos, quien acababa de terminar su Doctorado (PhD) en la Universidad de Columbia con una tesis de grado en el AMNH, ambas instituciones en NY. Me dieron un cuaderno para que apuntara lo que iba haciendo en el laboratorio, pero yo estaba tan inestable y afectado emocionalmente, que lo único que hacía era quejarme románticamente por escrito en ese cuaderno. Yo dejé este cuaderno en dicho laboratorio y me pregunto que habrá pensado la persona que lo encontró y lo leyó. El tal es que una tarde me dejaron solo en este laboratorio del AMNH supervisando un proceso sobre extracción de ADN o algo así, y no tenía mucho que hacer y se me atravesó en internet un artículo divulgativo sobre biología del amor [5]. Al final de leer este artículo y otros similares, yo me dije: “si la biología y la filosofía dan cuenta del amor (que es diferente al sexo) entonces yo creo en el amor, pero Dios es amor, por lo tanto, lo creo en Dios” y me dio una cosa que solo puedo describir como un orgasmo, pero no a nivel genital si no en la cabeza. Después aprendí que esto se llama una epifanía y lo que me dio a mí no es nada comparado con lo que le ha dado a los grandes líderes religiosos de la historia [3, 4, 6]. Donde yo no hubiese visto varios cursos de neurobiología en esos momentos y no hubiese leído sobre este tipo de experiencias, desde el 2004 me hubiera convertido en pastor. Llegué a Cali súper-creyente. Deseché mis medicamentos para la bipolaridad (lo que me puso peor) porque llegué a pensar que ahora que había encontrado a Dios ya no necesitaría más de los mismos, pues él me había curado. Estaba tan confiado en mi salud mental (cuando en realidad estaba muy mal) que incluso me puse a trabajar en Cali como profesor de Biología en inglés en el Colegio la Arboleda en Cali-Colombia. Me tocaba estar en ese colegio como a las 6:00 AM, y madrugar es como trasnochar al revés. Y trasnochar para una persona con una condición mental (mas no enfermedad en mi caso) es como hacerle comer un pote grande arequipe a un diabético. Con esa madrugadera me puse peor. Aguanté una semana, al cabo de la cual casi peleo físicamente con mi jefe entre otras embarradas. Me tuve que salir de este colegio y al cabo de lo cual me resultó un posible trabajo de ensueño en la Facultad de Salud de Univalle-San Fernando: Coordinador de la Oficina de Asuntos Internacionales, la cual dependía del Vicedecanato de Investigaciones, estamento dentro del cual yo ya había trabajado placenteramente (me encanta el trabajo administrativo: mover papeles y estas cosas) al final de los 1990s cuando estaba haciendo mi tesis de pregrado bajo la dirección de los Drs. Martha Isabel Escobar y su esposo Hernán Pimienta, a quienes extraño mucho así sea que en el presente estemos distanciados. Desafortunadamente en esos mediados del 2004 me vieron tan alebrestado que no me dieron el trabajo. Hubiese sido excelente porque este trabajo no me coparía todo mi tiempo, sería un trabajo de media jornada, y la otra media jornada la podría dedicar a la realización de mi tesis de Maestría (en ese momento todavía estaba buscando un problema de investigación y un profesor que me aguantara).



Después de esto, y ya adentrados en el segundo semestre del 2004, fui contratado por Lilian Florez, para trabajar en su fundación Yubarta (ONG dedicada a la conservación de estas ballenas) para realizar una base de datos en Microsoft Access para almacenar todos los datos de avistamientos de ballenas de las salidas de campo en la historia de dicha fundación. Realicé esta base de datos con éxito. Todavía seguía muy religioso. Tanto que infiltré a mi mamá en la sede femenina del Opus Dei en Cali, para que me consiguiera una novia de esta congregación. Y efectivamente mi mamá logró este objetivo. Lástima que por su religiosidad la novia que me conseguida nunca iba a permitir que yo tuviera sexo con ella antes de casarnos (cosa que todavía no quería hacer) y además era muy loca emocionalmente hablando (más que yo). Todo esto hizo que la dejara. Además, con el fin del verano me empecé a bajar de ánimo. Y yo me pregunta:


¿No que dios iba a curar mis sube y bajos anímicos propios de la bipoolaridad para siempre?


Empecé a dudar de mi religiosidad. Por esos días mi papá terminó de leer el Código Davinci [7], libro en el cual se hace una fuerte crítica al catolicismo fanático en general y al Opus Dei en particular. Cuando terminé de leer este libro y teniendo en cuenta que ya estaba con el ánimo bajo, me dije:


-  Hasta aquí llegó un dios sobrenatural conmigo.


Y volví a hacer el ateo en el cual me había convertido desde que vi Evolución en mi pregrado. Obviamente esta religiosidad pasajera fue un síntoma de que estaba mentalmente afectado por mi ida a NY en ese verano y por la crisis existencial que me dio al cumplir 30 años durante este viaje (y después de haber sobrevivido a la muerte en el 2002 por mi crisis de colon), y darme cuenta que a esta edad no había cumplido todos los objetivos para los cuales había sido programado por mi papá: pregrado, maestría, doctorado, matrimonio, hijos, etc. Cumplí 30 años en el verano de 2004 y todavía ni siquiera había comenzado mi tesis de mi Maestría. En pocas palabras, emanadas de Freud: La Religión es una Neurosis Colectiva [8, 9]. Todo este trance me hizo escribir un artículo sobre el tema que sería publicado unos años más adelante [10].



No se mucho de Religiones, pero me parece que ninguna Religión Actual es compatible con la ciencia. Ni siquiera los manes del video “What de Bleep do we Know” que han convertido la mecánica cuántica en una especie de Religión alrededor de un mito en el cual hay una suerte de deidad sobrenatural que habla a través de una Ramtha [11] que creo que es una de las mujeres (la mona de la voz grave) que habla en dicho video. Debo aclarar algo. Dicho video y sus derivados (Down the Rabbit Hole y otros) me gustaron mucho. Son una suerte de videos en los cuales se habla del poder de la mente o más bien del cerebro en términos cuánticos. Eso es científicamente posible. Pero lo que no me gusta es que meten siempre el mito. El mito de que una deidad sobrenatural habla a través de Ramtha. Y ese es problema que le veo a todas las religiones. Que hay que meter el mito para que la gente crea. Yo creo que se puede crear una especie de Religión o mejor Filosofía sin mito y sin sobre-naturalidad. Esto es Panteísmo. El creer que dios es la naturaleza y no hay nada por encima de la naturaleza. Esta es una forma elegante de ser ateo, pues como dice Richard Dawkins (el biólogo y ateo más importante del mundo) el Panteísmo es una forma acicalada de ateísmo [1]. Y a esto se refería Einstein cuando decía por ejemplo que “dios no juega a los dados” [12] o Stephen Hawking cuando hablaba de “dios” [13]. Se refieren a un “dios” no sobrenatural equiparable a la naturaleza. Es decir, para un Panteísta “dios” es igual a la naturaleza y no hay nada por encima de la misma.


Pero el domingo 01-Dic-2012 tuve una conversación muy placentera con una prima de mi papá, Claudia Gutiérrez, que es muy religiosa. No sé exactamente que rama del cristianismo pertenece porque son muchas y me confunden, pero de todos modos es muy cristiana. Fue una conversación muy amena porque ella no trato de inculcarme su religiosidad ni yo traté de imponerle mi “ateísmo”. La noche pasada había seguido derecho, pues salí a rumbear el sábado con un amigo y no pude dormir. Salimos a ver mujeres y dar vueltas, pero este trasnocho no aportó nada provechoso, como la mayoría de trasnochos de mi vida. Ya le advertí a la mayoría de mis amigos clave aquí en Ibagué-Colombia que de ahora en adelante sí voy a cumplir lo que llevo diciendo como 20 años: No vuelvo a trasnochar, porque, y repito, trasnochar para un bipolar como yo es como darle un gran pote de arequipe a un diabético: delicioso pero dañinísimo. Lo que casi siempre me ha animado a salir es encontrar una buena mujer con la cual tener una relación estable, pues una relación de este tipo les hace mucha falta a individuos inestables como nosotros los bipolares. En unas pocas salidas nocturnas a lo largo de mi vida lo he conseguido, pero la gran mayoría de mis pocas novias las he conocido de día, en alguna institución a la cual este yo perteneciendo en el momento. Entonces el trasnocho para mi es algo totalmente inútil y muy dañino. El pasado fin de semana estaba yo controlando el segundo brote de matrimonitis que me dio este año (este brote sí lo controlé rapidísimo, no como el del primer semestre de este 2012). Entonces en medio de mi charla con la prima Claudia Gutiérrez, y todavía preocupado por mi futuro marital, ella me dijo “Déjale todo eso a Dios”. Yo obviamente no puedo hacer eso porque no creo en ninguna deidad sobrenatural. Pero lo adapté a mi formato y decidí dejarle mi futuro marital al azar, al caos, al universo, a la vida, a la naturaleza, a lo que sea con tal de no que no sea sobrenatural. Y funcionó muy bien, ahora estoy súper-relajado. El casarme o no, ya no es mi responsabilidad. Como me lo aconsejó hace algunos años mi tutora y profesora de histología del departamento de morfología de Univalle-San Fernando, Liliana Salazar, decidí disfrutar del placer de tener amigas. Eso así amiga querida que dé el ladito y desde que no tenga pareja, yo le hago. Y las cosas cambiaron hacia lo positivo en unos poquísimos días. En años anteriores había superado mi condicionamiento social a trabajar, ya en años anteriores había superado el condicionamiento social a tener hijos (ya estoy decidido a no tener hijos, por tantas razones que dan para otro ensayo) y ahora estoy superando mi condicionamiento social a casarme. Y el superar estos condicionamientos me ha relajado mucho. Ahora estoy empezando a aprender a disfrutar lo que la vida me ofrezca en el momento, sin el afán de controlarlo y planearlo todo. Aquí hay una palabra clave: controlarlo. Como le dijo Worf (el Klingon) a Wesley Crusher en un episodio de “Viaje a las Estrellas la Nueva Generación”: Preocuparse por cosas que uno no puede controlar es una pérdida de tiempo y energía. Y tiene toda la razón. Encontrar la mujer indicada para compartir con ella el resto de mi vida es una lotería. Y yo no me voy andar preocupando por no ganarme la lotería.


Pero me estoy desviando del tema religioso. A raíz de la charla del pasado domingo con la prima Claudia Gutiérrez, se me ocurrió jugar a inventarme una religión científicamente plausible. Esto será parte de los documentos de constitución del grupo de Cinisofistas que creamos con mis amigos claves aquí en Ibagué en Facebook y al cual están invitados todos ustedes mis lectores a sumarse. Cini, porque manejamos un Cinismo consciente, dentro del cual hablamos de los problemas del mundo, pero somos conscientes que los mismos no se van a solucionar en muchas generaciones, si es que algún día se solucionan. Sofistas, por Sofía que significa sabiduría. Esa va a ser una de nuestras deidades no-sobrenaturales, pues vamos a jugar a crear una religión Panteísta-Politeísta. Este es un documento de trabajo o borrador, que será publicado en mi blog y que será mejorado poco con los aportes de los miembros de nuestro grupo en Facebook. ¿Por qué Panteísmo Cuántico [14]? Porque existe la posibilidad de que el cerebro además de funcionar electroquímicamente sea también un computador cuántico [15, 16]. Y ya a nivel cuántico suceden cosas muy locas como partículas subatómicas viajando en el tiempo y/o tele-transportándose y otras cosas. Esto abre la posibilidad, sin salirnos de lo natural, de que el cerebro sea una máquina muy poderosa, que simplemente no tenemos ni idea de cómo sacarle todo su potencial. Se me ocurre un ejemplo: cuando una persona ora ferviente y constantemente, y su petición es supuestamente escuchada por dios, lo que en realidad puede estar pasando es que esté entrenando su mente para que cosas extraordinarias pasen por vía no-sobrenatural. De pronto entonces, lo que las personas muy religiosas tienen es un computador cuántico (su cerebro) muy bien entrenando para lograr sus objetivos y peticiones, sin que necesariamente exista un ser sobrenatural que le esté concediendo estos favores.



Actualización 04-Ago-2021: Casi 10 años después de haber escrito este artículo que hoy estoy recordando, puedo decir que he cambiado un poquito mi forma de pensar. Me he vuelto más tolerante con las personas fervientemente religiosas. Además, ya llegando a los 50 (actualmente tengo 47), el dispositivo espiritual que según Alper, en su libro “Dios está en Cerebro” [3, 17], está en el polo frontal del lóbulo temporal derecho del cerebro humano, junto con otras estructuras que son reclutadas para la experiencia religiosa, empiezan a pedir campo y activarse. Estas estructuras según Edward O Wilson tuvieron que haber evolucionado por selección natural [18]. El tal es que empecé a necesitar definirme desde el punto de vista religioso, pues a diferencia del tiempo en que escribí este artículo (2012) que estoy actualizando en este párrafo, ya superé la fase estética de la vida [19] que describe el padre del existencialismo, el filósofo Søren Kierkegaard (1813-1855). Entonces empezó a surgir una contradicción en mí pues lo natural es que los humanos creamos en lo sobrenatural y que hay vida después de la muerte, pero si uno examina la naturaleza con un poco de atención, lo posición más lógica es lo contrario, es decir, ser ateo. Entonces como lo dejé ver anteriormente en este artículo, el año pasado, y bajo los efectos de la Quetiapina (fármaco que me sentó súper mal) escribí un artículo del 2020 donde mezclo física cuántica y neuroteología llamado “Mi Ateo Mito Religioso-Científico: Panteísmo Cuántico[14] donde me invento un pequeño sistema de creencias no-sobrenaturales que me permite usar las nombradas estructuras religiosas del cerebro, sin dejar de ser ateo. Pues como dice el salsero Rubén Blades, “en algo hay que creer o si no la vida es nada”.  Pero, repito, no creo en entidades sobrenaturales, por lo cual soy un panteísta que es una forma de “ateísmo acicalado” según dice Richard Dawkins en su libro “El Espejismo de Dios” [1, 2]. Lo otro que hay que tener en cuenta es que las personas creyentes (más no fanáticas) gozan de mayor felicidad y salud, como lo dejé plasmado en mi artículo de 2021 “La Relación entre Religiosidad-Espiritualidad y Trastorno Bipolar: La visión de un Paciente ¿Ateo?[20]. Entonces con estas líneas termino de actualizar este artículo que ojalá siga gustando y muchas gracias por leer tanta carreta loca mía.


Referencias:

1. Dawkins R, Pérez-Galdós N. El espejismo de Dios. Grupo Planeta; 2010.

2. Dawkins R. The God Delusion. New York, EUA. Houghton Mifflin Harcourt; 2008.

3. Alper M, Ochoa S. Dios está en el cerebro. Bogotá-Colombia. Editorial Norma; 2008.

4. Joseph R. Neuropsychiatry, Neuropsychology, and Clinical Neuroscience: Emotion, Evolution, Cognition, Language, Memory, Brain Damage, and Abnormal Behavior. Lippincott Williams & Wilkins; 1996.

5. Fisher H. Biology: Your Brain In Love. Time Magazine; 2004. Disponible en: http://content.time.com/time/magazine/article/0,9171,993160,00.html.

6. Rubia-Vila FJ. Neurobiología de la Numinosidad. Anales de la Real Academia Nacional de Medicina-España. 1996; 113(2): 513-531.

7. Brown D, Estrella J. El código Da Vinci. Umbriel; 2003.

8. Freud S, Menand L. Civilization and its Discontents. New York (NY)-USA. WW Norton & Company 2005.

9. Susanto S, Idris S. Religion: Sigmund Freud's Infantile Illusions And Collective Neurosis Perspective. Ar-Raniry, International Journal of Islamic Studies. 2020; 4(1): 55-70. Disponible en: https://jurnal.ar-raniry.ac.id/index.php/jar/article/viewFile/7518/4496. Consultado el 04-Ago-2021.

10. Duque-Osorio JF. Evolución y Neurobiología de las Experiencias Mísitico-Religiosas. Innovación y Ciencia (Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia). 2011; 18(1): 53-63. Disponible en: http://bit.ly/1rkZY0k. Consultado el 13-Ago-2019.

11. Ramtha's School of Enlightenment. JZK Inc; 2021. Disponible en: https://www.ramtha.com/. Consultado el 04-Ago-2021.

12. Dios no juega a los dados. Albert Einstein no creía en religiones ni en libros sagrados. Gente inteligente; 2010. Disponible en: https://deista.wordpress.com/2010/05/07/dios-no-juega-a-los-dados-albert-einstein-deista/. Consultado el 04-Ago-2021.

13. Stephen Hawking descarta la existencia de Dios para explicar el origen del Universo. España. El Mundo; 2010. Disponible en: https://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/02/ciencia/1283415274.html. Consultado el 04-Ago-2021.

14. Duque-Osorio JF. Mi Ateo Mito Religioso-Científico: Panteísmo Cuántico. Ibagué, Tolima-Colombia. Blog "El Duque Bipolar"; 2021. Disponible en: https://www.juanferduque.com/2021/04/mi-ateo-mito-religioso-cientifico.html. Consultado el 04-Ago-2021.

15. Hameroff SR. The brain is both neurocomputer and quantum computer. Cogn Sci. 2007; 31(6): 1035-1045.

16. Duque-Osorio JF. El tomar el cerebro como un posible computador cuántico, es una forma científicamente plausible de usar nuestro poder mental sin caer en explicaciones míticas, religiosas y demás creencias sobrenaturales. 2014. Disponible en: http://www.juanferduque.com/2014/09/el-tomar-el-cerebro-como-un-posible.html. Consultado el 18-Abr-2019.

17. Alper M. God Part of the Brain. Naperville, Illinois, EUA. Sourcebooks Inc; 2008.

18. Wilson EO. On Human Nature: With a New Preface. Harvard University Press; 2004.

19. Fazio M. Søren Kierkegaard. Enciclopedia filosófica on line; 2007. Disponible en: https://www.philosophica.info/voces/kierkegaard/Kierkegaard.html. Consultado el 08-Ago-2021.

20. Duque-Osorio JF. La Relación entre Religiosidad-Espiritualidad y Trastorno Bipolar: La visión de un Paciente ¿Ateo? Ibagué, Tolima-Colombia. Blog "El Duque Bipolar"; 2021. Disponible en: https://www.juanferduque.com/2021/05/la-relacion-entre-religiosidad.html. Consultado el 04-Ago-2021.

6 Comentarios

  1. Esta buenisimo Juanfis! me hiciste reir mucho pero aclaro - creo q sabras enterlo - no por la idea general del texto, q me parece muy buena, sino porque te conozco, por lo cual es dificil para mi leer sin imaginarte a vos mismo contandome todo el cuento, y pues indudablemte hay algunos comentarios chistosos ahi. Esta muy bueno Juanfis, q lastima estar por aca tan lejos y no poder sumarme de cuerpo al Cinisofismo... pero si paso por uno de esos picos euforicos (... creo q tambien JDJ como vos... ver definicion al final), tal vez hasta contribuya con algunas ideas.

    JDJ: Jodido De la Jupa
    Jupa en Costa Rica es como dcir en Colombia la cocorota, o sea una forma coloquial de referirse a la cabeza. El cuento es q aqui en Utah con Juanita, mi novia, y otro amigo colombiano, q igual esta JDJ, nos pusimos hablar una vez de esos ataques freneticos-euforicos de trabajar en la ciencia, porque la verdad es q la biologia en general - genetica, evolucion, ecologia, lo q sea - es una chimba y eso no lo dudamos. Sin embargo nuestro amigo, q toma la pepe-loca como le llamamos, para controlar su 'Jupa' a veces le pasa lo q vos describis, despues de varios transnochos y levantadas super temprano a tarbajar, pum jueputa!!!, cae en una depre o algo por el estilo. El cuento es q en un dctorado, y a veces fuera de el (depsues de terminar, o sin haberlo hecho) hay mucha presion y uno termina pasando por momento duros, y en esas charlas fue q salio el termino q reducimos y acunnmos como JDJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jodido de la Jupa. Nuevo termino para mi. Está bueno. Pero sos Jaime Florez Pandebono? Por qué te pusiste Hymea. Busqué en google a la carrera y parece que no significa nada.

      La verdad me dió por jugar a inventarme una religión compatible con la ciencia. Es solo un juego, pero vieras el bollo que armé con los mi Colegio, que en su mayoría también están en EUA. Chistosísimo. Esa es la idea. Si soy escritor algunas ampollas levantaré. En cambio la gente de la U no ha dicho nada o lo ha tomado con humor como vos. Esa era la idea.

      Y como va ese PhD. Espero que pronto terminemos ese parto. Que bueno que estás con novia. Saludes a Juanita a y tu amigo JDJ. Yo definitivamente también estoy JDJ, pero cada vez estoy piloteando mejor mis fármacos, no estoy trasnochando, etc., por lo cual cada vez me siento mejor. O será que cada vez sentirse mejor será estar cada vez mas JDJ?

      Bueno, un abrazo. Ojalá nos podamos ver en Cali pronto. De todos estás invitado aquí a Ibagué. Vivimos en lugar bien bacano. Lo disfrutarías mucho. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias viejo Juanfis, a ver cuando paso por alla de nuevo... fijo me paso por ahi. El doc lo debo acabar a mediados de este proximo anno... me sentire levitando. Despues me dedicare al arte placentero, enriquecedor, de ser panadero, pero panadero por gusto! Uno de estos momentos medio tensos de la vida resulta sacando especializaciones en otros cosas alternas, q empiezan como una actividad liberadora de tension, y a veces se convierten en un placer de largo plazo (mi roommate de Costa Rica saco especializacion en hacker... el berraco se metio hasta a los lugares privados de la U). Quien sabe, hasta depronto cuando me pase por alla por Ibague chequiamos (podes irme adelantando ese dato) si hay alguna buena panaderia - como la del italiano en Cali - y si no la hay pues la monto; hasta podria convertirse en el tertuliadero a futuro de los cinesofistas... con un buen pan y cafecito la discusion se tertulia podria empezar bien...

    Abrazos Juansin!

    PD: pillate esta foto (y tambien la anterior ya estando en mi FB)
    http://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151314566020011&set=t.650785010&type=3&theater

    ResponderEliminar
  3. lo de Hymea no recuerdo en q momento resulto ahi... q chistoso (ya lo cambie... pero no se por que no se actualiza). Fue un tag q me creo un profesor aqui porque los gringos pronuncian mi nombre de una forma rarisima y segun el profe, "hymea" era lo mas cercano escrito en ingles para q mi nombre suene como es en espannol...

    ResponderEliminar
  4. ooook, ya se actualizo, pero solo los nuevos comentarios... q chimbo q no actualice lo anterior...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaimirris está mucho mejor. Si este pueblo es bacano. Ibagué me recuerda mucho los dos meses que pasé en Cuernavaca. Son ciudades pequeñas en eterna privamera, todo lo cual es buenísimo para un bipolar como yo. Se me ha organizado mucho el sueño, se me quitó el mal genio, etc. Estoy mucho mas relajado. Sería muy bacano para vos poner una panadería. (me gustó mucho la foto en el FB donde apareces con severos hemísferios de un pan). No sé si estás hablando de la panadería del Italiano en el Peñón-Cali, pero te aseguro que aquí no hay una como esas. Y aquí la gente está ávida de cosas nuevas pues por lo pequeño de la ciudad les toca siempre parchar en los mismos sitios. Armar un tertuliadero de esos acá para los cinisofistas sería de lujo. Quien sabe, puede pasar.

      Lo otro que te quería decir es que por fa me dieras tu cel en USA para llamarte en algún momento que te parezca conveniente, pues tengo magic-jack y puedo hablar a EUA todo lo que se me de la gana. Incluso puedo hablar desde mi iPhone en la calle pues le puse la aplicación de magic-jack. O si querés simplemente llamame al tel de USA mío que queda debajo de firma. Espero que todo te esté yendo muy bien.

      Un abrazo,



      Juan-Fernando Duque-Osorio. MSc.
      Master en Ciencias Básicas Médicas
      Profesional en Biología-Zoología
      Posgraduado de la Universidad del Valle, Cali-Colombia

      Celular: +57-(320)-695-5558
      Telefax: +57-(8)-271-0952
      Lugar de Residencia | Residence Place: Ibagué-Colombia

      USA, Canada & Puerto Rico Telephone & Voicemail: +1-(646)-350-7732

      Website: http://www.juanferduque.com/

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Ad Sense al Final de Cada Post