Bienvenidos a mi web. Soy Juan-Fernando Duque-Osorio, Máster en Ciencias Básicas Médicas, Diplomado en Tratamiento de Trastornos Afectivos y Biólogo Profesional. En mi Educación AcadémicaPublicaciones Científicas Serias (diferentes a las de mi blog) puedes ver que tengo formación en Neurobiología, Psicología Evolucionista y ramas afines. Fui diagnosticado con Trastorno Afectivo Bipolar (TAB) en 1988 a los 14 años; tengo una bipolaridad muy bien tratada y llevo mucho tiempo eutímico (estable). Hago psicoeducación (que los pacientes aprendan sobre su condición lo cual es un pilar importantísimo del tratamiento) y divulgación científica sobre TABs. ¿Te gustaría ser escuchado, aconsejado y recibir psicoeducación por un bipolar como yo quien quizás haya pasado por cosas más duras que tú y además tiene conocimientos en Neurobiología, Psicología y afines? Contáctame y podríamos hacer una videoconferencia de prueba gratuita de 15 minutos. También puedo impartir clases de Biología y proveer Servicios Académicos (ver mi Portafolio). Gracias por visitar mi web y ¡Animo!

Por experimentar con Fármacos, en Particular con Quetiapina, Tenía Abandonado mi Blog

Resumen: No había vuelto a publicar en mi blog por experimentar con un fármaco excelente: la Quetiapina. Lastimosamente resultó deprimiéndome, pero la recomiendo como estabilizador anímico. Pero ya tengo una fórmula tipo estandarizada. Ahora, para seguir avanzando me toca meterle auto-psico-terapia a mi condición y estoy experimentando con despertadores para mantenerme eufórico. Pero durante la euforia que me dio en diciembre tuve un par de enamoramientos patológicos fugaces. Cuando me dan cosas como tener una pareja seria o dejar mi ateísmo es signo de que mentalmente me estoy maluqueando pues son cosas con respecto a las cuales ya me definí hace años. Cuando se trata de una relación seria, la psicología evolucionista, que en gran parte es sentido común, predice que se espera de un hombre de 46 años como yo, gaste económicamente mucho más que la mujer y eso es un problema para mí. Finalmente le aconsejo a otros bipolares que no desfallezcan, que, con la ayuda de su psiquiatra, en algún momento inesperado encontrarán la fórmula ideal para a partir de ahí empezar a pulir otras cosas de su vida.

Procedencia de las Imágenes: De izquierda a derecha y de arriba abajo: Quetiapina: Foto tomada por el autor de este blog (Juan-Fernando Duque-Osorio). Reloj Despertador: Imagen de SarahRichter en Pixabay con licencia libre. Enamoramientos Patológicos: Imagen de emmagrau en Pixabay con licencia libre. Psicología Evolucionista: Imagen de Josie Lapczynski en Pixabay con licencia libre. Problemas económicos de pareja: Imagen de 3DAnimation Production Company en Pixabay con licencia libre.


Desde agosto de 2020 no publicaba en mi blog. Resulta que en mi afán de estandarizar una fórmula fija y para dejar de variar las dosis mis fármacos, ensayé la Quetiapina, fármaco que al menos en teoría, es excelente [1]. Se trata de un antipsicótico atípico de segunda generación que actúa como estabilizador anímico no-anticonvulsivante [2], entre otras funciones extraoficiales como ayudar en el sueño. Las primeras semanas me fue muy bien con este fármaco, pero después me empezó a deprimir por lo cual lo fui bajando a ver si en dosis menores me continuaba haciendo bien, pero me seguía deprimiendo hasta que lo tuve que dejar del todo al principio de noviembre. No es adictivo, pero de todos modos produce cierto síndrome de abstinencia y hubo un fin de semana, al poco tiempo de dejar la Quetiapina, que me quedé encerrado en mi habitación con todo oscuro y con los ojos cerrados. Después me enteré que parte del síndrome de abstinencia por dejar Quetiapina es hipersensibilidad a los estímulos. Pero en teoría es excelente fármaco y lo recomiendo. A mí no me funcionó, pero a la mayoría de pacientes les sienta bien.

Entonces la toma y después suspensión de la Quetiapina me desestabilizó por algunos meses. Pero como llevo registro de todos los aconteceres de mi bipolaridad y de mi vida en general aprendí valiosas lecciones sobre los fármacos que tomo y al final logré estabilizar una fórmula (mg):
Clonazepam (4), Levomepromazina (100), Amitriptilina (50)

Esto solo pongo de ejemplo y por favor no lo vayás a copiar para vos pues cada organismo es diferente. Además, como me dijo un compañero de la maestría que ahora es neuro-farmacólogo:

- Estás utilizando tecnología de los 1970s.


Pero es que después de muchos años de ensayos, muchas veces dolorosos, no pude llegar a una mejor fórmula que me funcionara a mí. Pero bueno, cumplí con mi objetivo que era desarrollar una fórmula estandarizada para todos los días. El Clonazepam no se puede mover pues al ser una benzodiacepina es adictivo. He oído de pacientes a los cuales les varían este tipo fármacos y no entiendo por qué pues los benzodiacepinas, al ser adictivas producen síndrome de abstinencia cuando se rebajan o quitan y si se empieza a subir la dosis el cuerpo cada vez va a pedir más. La Levomepromazina (sedante fuerte y antipsicótico débil) tocó fijarla en 100 mg pues más cantidad no me deja levantar al día siguiente y con menos duermo muy mal. Si se baja el antidepresivo tricíclico Amitriptilina me puedo deprimir, pero si la subo, al cabo de unos días, puedo entrar en euforia con despertadera a las 04:00 de la mañana para lo cual me toca empezar a tomar Oxcarbazepina (anticonvulsivante) el cual funciona como freno pues estabiliza el ánimo hacia la baja.

La higiene del sueño va muy bien y con muy pocas excepciones estoy durmiéndome a las 10:00 pm pasaditas. Pero no todo es color de rosa, he seguido ciclando, aunque la amplitud de onda (severidad de los episodios) es muy leve y está bajando. Falta alargar la longitud de onda, es decir el tiempo de eutimia entre un evento y otro:


Función de Onda: Tomado de Dreamstime (https://es.dreamstime.com/propiedades-de-onda-transversal-la-longitud-con-estructura-y-forma-que-muestran-amplitud-cresta-equilibrio-image205474523) libre de licencia. Amplitude es obviamente amplitud y en el contexto de ste post se refiere a la severidad de un episodio, ya sea depresivo (hacia abajo) o maníaco (hacia arriba). Wavelength es la longitud de onda y se refiere al tiempo que puede pasar de un episodio a otro.

Ya de ahora en adelante me toca suplir las fallas y seguir mejorando con métodos no farmacológicos (ahora sí a estudiar psicología) pues los fármacos que tomo ya están haciendo lo máximo que pueden hacer por mí. Ahora estoy empezando a experimentar con despertadores. Estoy todavía ajustando la cantidad de alarmas cada mañana, el volumen, los sonidos que uso, la vibración, etc. Pero ya probaron ser útiles. En la tercera semana de diciembre se me estaba empezando a bajar el ánimo y con dos días de despertador a las 9:00 de la madrugada la quedé eufórico otra vez. El problema es que puede ser un método muy efectivo y lo puede pasar a uno, en tiempo real, de la depresión a la hipomanía. Pero en caso de emergencia y si no tenés problemas cardíacos, una forma muy eficiente de salir de una depresión es poner por unos días un despertador bien escandaloso temprano en la madrugada de forma que lo asuste a uno y es burst de adrenalina es antidepresivo.

Los despertadores apenas los estoy empezando a estandarizar. La euforia que me produjeron ese par de mañanas que puse despertador escandaloso, junto con las fechas decembrinas y el mi patológico miedo de perder a mi mamá en el futuro distante, me hicieron caer en dos enamoramientos patológicos en una semana. Me puse a darle con duro a Tinder y hasta descubrí que Facebook tiene su propia aplicación para “hacer levante” llamada “Facebook Parejas” que, aunque es parte de esta red social, funciona de una forma muy discreta. El tal es que después de la última novia que tuve, que fue en 2016, yo me definí como un solterón y siento que con las pocas novias que tuve cuando era joven, ya cumplí con mi cuota de ventas. Además, yo no produzco grandes cantidades de dinero como para sostener una relación romántica. El tal es que cuando tengo estos cambios de comportamiento tan radicales como el querer establecer una relación de pareja estable con proyección de futuro, es porque algo anda mal en mí. Cosas tan normales para la demás gente como quererse casar o creer en entidades sobrenaturales, para mí son signos de maluquerita mental pues hace años que, en actos de higiene mental, renuncie a ambas cosas. Si sos bipolar y de un momento a otro mostrás cambios de comportamiento o de opiniones muy radicales puede ser que estés deprimido o hipomaniaco.


La religiosidad la descarte definitivamente desde 2004 cuando me recuperé de una epifanía que me dio como resultado de pasar ese verano en Nueva York. La razón por la cual me dio esa epifanía es que cuando yo voy a NY en verano es hipomanía fija porque las condiciones del gradiente afectivo bipolar evolucionaron como sobre-adaptaciones a duro régimen estacional del Pleistoceno, como ya lo narré en otro post [3] y típicamente nos subimos en primavera-verano. Al final lo que pasa es que no le veo la más mínima lógica a creer en entidades sobrenaturales y ese verano en NY en 2004 hizo que las estructuras religiosas de mi hemisferio cerebral derecho [4-6] se salieran de control y me diera una pequeña experiencia religiosa. Menos mal yo ya había leído sobre la neurobiología de estas experiencias, como lo dejé plasmado en un artículo científico serio que publiqué años después [7].

Lo de tener pareja definitiva lo descarté por falta de dinero. Yo tengo una vida muy cómoda, pero sí me caso y me reproduzco me tendría que poner a trabajar seriamente y llegaría a un nivel de estrés prohibitivo teniendo en cuenta mi condición bipolar. Mi economía y patrimonio, aunque son muy sanos, no dan para mantener una relación y menos si es seria como se espera de un hombre de 46 años como yo. Aunque decir que algo está bien porque es natural es caer en la falacia naturalista [8-11], la psicología evolucionista es clara al señalar que los hombres figurativa y literalmente funcionamos como proveedores y las mujeres como clientes y la venta es el apareamiento. Todo esto hace parte de la hipótesis de aprovisionamiento [12] la cual además de los expuesto aquí, también ayuda a explicar el bipedalismo. En las sociedades de cazadores y recolectores del pleistoceno, de las cuales descendemos, las mujeres con sus actividades de recolección proveyeron una buena parte de la dieta. Pero dado que no tenían control sobre su ciclo menstrual, casi todo el tiempo estaban embrazadas o lactando, y bajo estas condiciones es muy difícil cazar. Entonces la preciosa proteína animal era proveída por los hombres. Y en este momento estamos empezando la era espacial y el antropoceno con genes del pleistoceno (2.5 millones de años atrás hasta hace 10,000 años) todavía con esa estructura de forrajero (la forma como buscamos alimentos) impresa en nuestros cerebros. Siempre se espera que el hombre haga el mayor gasto económico pues las mujeres invierten mucha más energía biológica y tiempo en la crianza de los niños. Y un individuo improductivo como yo no encaja en este esquema. Ahora, ¿Qué esto es modificado por la cultura? claro que sí. Ahora, una buena parte de las mujeres adultas se ganan su propio dinero. Pero aún bajo estas circunstancias se espera que el hombre gaste más. Y aunque el gasto sea igual no es suficiente para que las cosas funcionen bien económicamente hablando. Mi última novia, que como ya dije fue en el año 2016, ganaba más dinero que comparado con la pequeña renta que recibo yo. Y un día gastaba yo y el otro ella. Y aun así no fui capaz de seguirle el paso en cuanto a los gastos de las salidas. Entonces para ir terminando este párrafo, después de una crisis de matrimonitis (ganas locas de casarme) en el 2015 y mi última novia en 2016, decidí no casarme y dedicarme a leer y escribir, cuando mi condición bipolar me lo permite. Y prefiero vivir mis romances como pajazos mentales en forma de cuentos [13, 14] como se puede ver en la categoría correspondiente de este blog.

Y para ir terminando este post, ¿De qué le sirve todo esto a un paciente bipolar? Primero que todo, y como ya se dijo, estar pendiente de cambios radicales de opiniones o formas de pensar pues pueden ser indicativos de una depresión o hipomanía. Sobre todo, los enamoramientos patológicos que generalmente son fugaces, pueden ser indicativos de una hipomanía o manía. Lo otro es que el paso número uno para llegar a estabilizarse es hacer higiene del sueño estricta para estandarizar la hora de dormida y así empezar a organizar la cronobiología que tanto nos molesta a nosotros los bipolares. Como ya dije, ya estabilicé la hora de dormirme. Ahora me falta organizar el horario de la mañana pues puedo despertarme en cualquier hora entre las 4:00 y 10:00 am. Confío en que con la manipulación de los despertadores y ya con fórmula farmacológica estandarizada lo pueda lograr.


Como conclusión, si tenés una condición mental como la bipolar, y especialmente si fuiste diagnosticado hace poco, mi consejo es que no te rindás y con la guía de tu psiquiatra experimentés hasta encontrar el conjunto de fármacos y dosis adecuadas para vos. Llegar a ser 100% asintomático con base en fármacos es imposible. Pero sí se puede llegar a periodos largos estabilidad y buena funcionalidad. Ojo que usé la palabra experimentar. Si sabés algo de neurobiología, como es mi caso, vas a poder experimentar con cierta libertad y relativamente solo. Pero lo más seguro es que tu psiquiatra experimente en vos pues todos los organismos son diferentes y reaccionan diferente a cada fármaco. Para llegar al set y dosis de medicamentos que uso actualmente tuve que experimentar y descartar muchos otros. Y ahora que estoy llegando al tope del bienestar que los medicamentos me pueden dar, estoy empezando a experimentar con otras ayudas para el tratamiento como lo son los grupos de apoyo de bipolares, que, por el confinamiento y pereza mía para salir de mi casa, estoy disfrutando por internet. Es muy placentero ayudar otros pacientes que están en peores situaciones que la mía. Muchas veces oigo la queja de pacientes que se sienten desesperados porque su psiquiatra les cambia y les cambia los medicamentos, pero no notan mejoría significativa. Pero también he oído de casos de pacientes que se mejoran mucho con el cambio de a veces un solo medicamento. Teniendo en cuenta estos últimos casos y el mío propio, te quiero decir amigo lector, que no te desesperés pues la mejoría de una condición mental puede tomar tiempo, pero a la vez llegar inesperadamente. No hay que desfallecer y seguir luchando. Las depresiones y angustias no son para siempre y más temprano que tarde te mejorarás. Con la ayuda de un psiquiatra y sin necesidad de experimentar por monto propio como lo hice yo, lo cual obviamente desaconsejo, llegarás a la fórmula adecuada para vos.

Gracias por leer este post y feliz 2021.

Referencias:
1. Muneer A. Pharmacotherapy of bipolar disorder with quetiapine: a recent literature review and an update. Clin Psychopharmacol Neurosci. 2015; 13(1): 25-35. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25912535.

2. Vieta E. Mood stabilization in the treatment of bipolar disorder: focus on quetiapine. Human psychopharmacology. 2005; 20(4): 225-236.

3. Duque-Osorio JF. Evolución Filogenética (Darwiniana) de las Condiciones del Gradiente Afectivo Bipolar. Blog "El Duque Bipolar"; 2020. Disponible en: https://bit.ly/EDBJFDEvolBipolar. Consultado el 29-Ene-2021.

4. Alper M. God Part of the Brain. Naperville, Illinois, EUA. Sourcebooks Inc; 2008.

5. Alper M. Dios Está en el Cerebro. Bogotá-Colombia. Grupo Editorial Norma; 2008.

6. Joseph R. Neuropsychiatry, Neuropsychology, and Clinical Neuroscience: Emotion, Evolution, Cognition, Language, Memory, Brain Damage, and Abnormal Behavior. Lippincott Williams & Wilkins; 1996.

7. Duque-Osorio JF. Evolución y Neurobiología de las Experiencias Mísitico-Religiosas. Innovación y Ciencia (Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia). 2011; 18(1): 53-63. Disponible en: https://bit.ly/EDBJFDEvolucionExperienciasMisticas. Consultado el 13-Ago-2019.

8. Pinker S. Cómo funciona la mente. Ediciones Destino, S.A.; 2008.

9. Pinker S. How the Mind Works. W. W. Norton; 2009.

10. Pinker S. The Blank Slate: The Modern Denial of Human Nature. Penguin Publishing Group; 2003.

11. Pinker S, Escolà RF. La tabla rasa: La negación moderna de la naturaleza humana. Grupo Planeta; 2012.

12. Workman L, Reader W. Evolutionary Psychology: An Introduction. 3 ed. Cambridge University Press; 2014.

13. Duque-Osorio JF. Por Escribir Sobre Bipolaridad me Adoptó una Hermosa Mecenas en los Suburbios de Bogotá. Blog "El Duque Bipolar"; 2020. Disponible en: https://bit.ly/EDBJFDMecenasBipolar. Consultado el 29-Ene-2021.

14. Duque-Osorio JF. Sucumbiendo a la Esclavitud Matrimonial por unas Eslavas (Ucranianas). Blog "El Duque Bipolar"; 2020. Disponible en: https://bit.ly/EDBJFDEsclavitudporUcranianas. Consultado el 29-Ene-2021.

Haz un Comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Ad Sense al Final de Cada Post