Header AD

Puse Despertadores, Noche en Vela, Me puse Eufórico y Revolucioné mis Blogs: Nace “El Duque Bipolar”

Resumen:  Despertadores + Amitriptilina = Hipomanía en mí. Es una fórmula eficiente pero peligrosa para salir de una depresión. En todo caso hoy estoy animado con mi blog. Aprendí que publicar en dos idiomas no vale la pena y necesitaba un nicho: bipolaridad. Para concluir, ahora que parece que tengo fórmula estandarizada, los fármacos ya no pueden hacer más por mí y me toca hacer sacrificios como hacer deporte, no dormitar y seguir mis horarios para no volver a perder mi ritmo anímico y productivo.

Procedencia de las imágenes. De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Despertador: Imagen de Security en Pixabay bajo licencia libre. Píldoras-Medicamentos para la Bipolaridad: Imagen de Arek Socha en Pixabay bajo licencia libre. Blogs de Bipolares: Imagen cortesía de David Castillo Dominici. Tomada de FreeDigitalPhotos.net. Bandera de España: de Imagen de Debi Brady tomada de Pixabay . Bandera EUA (USA) y RU (UK): Imagen de Clker-Free-Vector-Images en Pixabay . Cerebro: Imagen de Raman Oza en Pixabay. Hombre con Relojes: Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Desde el lunes pasado venía con una estabilidad increíble tomándome la misma fórmula farmacológica (mg):

Clonazepam (4), Levomepromazina (100), Amitriptilina (50)

Pero el viernes estuve un poquitín bajo. Entonces para amanecer mejor ayer sábado puse despertadores en mi teléfono celular (móvil) desde las 8:00 de la madrugada cada 15 minutos. Me desperté cinco veces hasta que a las 9:00 am ya estaba levantado y listo para dar lata. Desayuné y me acosté a escribir en mi tableta como lo estoy haciendo en este momento de muy buen ánimo pues cuando a los bipolares nos recortan las horas de sueño nos subimos. En ese momento pensé que por la noche iba a volver a dormirme temprano (10:00 pm) sin reforzar con el anticonvulsivante Oxcarbazepina que se supone regula el ánimo, pero en realidad lo baja. Pero a la hora de la verdad no pude dormir anoche y yo creo que no vuelvo a mezclar despertadores con amitriptilina. Sin embargo, esta mezcla, si estás muy deprimido y no tenés problemas cardíacos, puede ser una alternativa para salir rápidamente de una depresión. Lo malo es que te puede poner en hipomanía como me acaba de pasar a mí.

En todo caso desde las 9:00 am de ayer sábado he estado con exceso de ánimo. Y cuando eso pasa le cojo amor a mi blog. Cuando estoy bajo de ánimo lo único que hago es ver series. Entonces empecé a debatir conmigo mismo, a través de la escritura en mi bitácora privada, qué debería hacer para revolucionar mi blog que en realidad son dos, uno en español y el otro en inglés.

En la hipomanía o mejor euforia que me dio en diciembre, antes de las festividades, me dio por retomar mis proyectos de libros para publicar en Amazon (mi página de autor de Amazon). Pero ayer me encontré con un artículo del coach de blogueros Franck Scipion donde demuestra matemáticamente que es más rentable un blog que escribir libros para venderlos [1]. Entonces hoy me decidí por mejor apostarle a mi blog. Vamos a ver si después vuelvo a cambiar de opinión pues, aunque mis alteraciones de ánimo no son drásticas, pues soy ciclotímico que es la forma más leve del gradiente afectivo bipolar, sí alcanzan a darme cambios de parecer e inestabilidad en mis opiniones.

Como dije antes, tengo dos blogs en Wix, con dominios propios donde publicó los mismos posts en ambos idiomas. Tengo varios artículos represados pues se juntan dos cosas. Generalmente los domingos por la mañana, hago el borrador de un post. Los lunes y martes se van en cuestiones administrativas de mi casa, y supuesta, y aproximadamente los jueves y viernes son para hacerle la posproducción al artículo de la semana para publicarlo. Pero ya para esos días estoy bajo de ánimo y me da pereza traducir el artículo de español a inglés. Y eso que el trabajo duro lo hace Google Translator pues yo lo que hago es solo corrección de redacción y estilo de la traducción. Entonces tengo varios artículos acumulados.

¿Pero porque se me baja o mejor, bajaba el ánimo hacia los jueves? Porque durante la primera mitad de la semana tomaba Oxcarbazepina para bajar la euforia del fin de semana (aclaro que ya no salgo por las noches y menos de fiestas). Y entonces durante el jueves y viernes me bajaba, y tomaba exceso de Amitriptilina para reanimarme, el circulo vicioso seguía y ese rifirrafe entre la Oxcarbazepina y Amitriptilina parecía que no tiene fin. La Amitriptilina es famosa en cuanto a que es tan efectiva que si no se maneja con cuidado lo pasa a uno de la depresión a la hipomanía a veces muy rápido.

Entonces ya sé que si quiero tener una semana tranquila es cuestión de tomar la fórmula mostrada arriba (50 mg diarios de Amitriptilina no me pasan a la hipomanía) y ya. Pero es una tranquilidad que tiende a ser aburridora pues me siento tan sosegado que no siento ninguna inquietud por leer y sobre todo por escribir y dejo de lado mis proyectos.

El escenario contrario es estar subido cíclicamente por el exceso de Amitriptilina (más de 50 mg por día) para volverle a coger amor a mis proyectos y escribir bien chévere. Esto tampoco es sano. Debe haber una forma de estar relativamente estable y a la vez con apego a mis proyectos intelectuales. Yo me resisto a creer que tenga que estar subido para poder producir. Según la psicóloga y escritora bipolar Kay Redfield Jamison, autora del libro “Marcados con fuego. La enfermedad maníaco-depresiva y el temperamento artístico” [2, 3] hay artistas (yo no llego a eso) que prefieren no tratarse médicamente para que su talento no se vea comprometido. Pero, repito debe haber la forma de estar estable y no perder interés, destreza ni disposición para trabajarle a mis proyectos.

Yo creo que los fármacos no pueden hacer más por mí y me toca poner de mi parte. Estoy empezando a salir a caminar algunas mañanas, a no dormitar (estar entre dormido y despierto) después de almorzar pues eso, aunque es muy placentero, a mí me baja el ánimo. Además de forzarme a hacer ejercicio al final de la mañana, me estoy conminando a sentarme a trabajar en mi escritorio después de reposar (sin dormitar) el almuerzo pues ya comprobé algo que es obvio: el trabajo es antidepresivo. No puedo seguir la mayor parte del día echado en mi cama no más que leyendo y escribiendo en mi tableta.

Pero hoy domingo estoy eufórico. Al menos la subida de este fin de semana no fue por exceso de Amitriptilina (no fue iatrogénica, es decir no fue por medicinas) sino por los despertadores que, repito, puse entre las 8:00 y 9:00 de la madrugada. Entonces parece que ya estoy rompiendo el citado círculo vicioso causado por el rifirrafe entre excesos de Amitriptilina (antidepresivo tricíclico) y Oxcarbazepina (anticonvulsivante que en bipolares actúa como antimaníaco).

Pero hay otra cosa que me tiene sorprendido y a la vez muy alegre y es parece que en español solo hay unos 35 blogs escritos por bipolares. Todos los demás artículos sobre bipolaridad son periodísticos o escritos por profesionales de la salud pertenecientes a alguna institución. No pude, por más que busqué, encontrar más blogs de bipolares. En cambio, en inglés hay decenas de autores bipolares que tienen su propio blog sobre el tema. He ahí, en el mundo hispano, una buena oportunidad para un bloguero aficionado como yo para competir. Con un bloguero bipolar de primera línea estamos preparando un ranking con todos los blogs de bipolares en español, pero no digo más para no dañar la sorpresa.

Yo “desperdicio” mucho tiempo y energía “escritural” consignando debates demagógicos conmigo mismo en mi bitácora privada, generalmente acostado como ya lo dije. Pero hoy y con este artículo, empiezo a corregir esa situación. Aunque recoge muchos artículos viejos míos sobre el tema, mi nuevo blog (El Duque Bipolar) va a estar dedicado exclusivamente a bipolaridad y tendrá una categoría, de pronto la más importante, que llamaré mi “Bitácora Personal y Consejos” y ahí consignaré posts como este que antes solo guardaba en mi bitácora privada. Poco a poco me iré soltando y escribiré cosas más íntimas que le pueden servir de ayuda a otras personas con condiciones mentales. Tengo algunos consejos que dar pues fui diagnosticado en 1988 (nací en 1974, llevo más de 30 años lidiando mi TAB), trataré de hacer divulgación científica (tengo una maestría en ciencias básicas médicas), Artículos sobre Psicoterapias, Reseñas de libros, películas y series sobre bipolaridad y una categoría de otros donde pondré oras cosas como Cuentos. Estoy hablando en futuro, pero cuando leás esto ya todo va estar bien armado.

Hasta el año pasado yo me resistía a especializar mi blog, pero sin un nicho definido no voy a llegar a ninguna parte. Ahora especializado en bipolaridad espero que la cosa se ponga buena, así sea en décadas en el futuro. El otro error que estaba cometiendo, es tener mi blog en español e inglés. Como lo explica Carlos Bravo en su blog “Marketing Guerrilla” [4], no vale la pena tener un blog en inglés y en español porque, entre otras razones, es el doble de trabajo y además, según la temática, por cada blog en español hay 20 o 100 en inglés y esto, como ya lo dije, lo pude comprobar en cuanto a blogs de bipolares en español que no pasan de 35 mientras que en inglés hay decenas. En inglés la competencia es muy fiera.

Pero tengo que estabilizarme más y a la vez producir intelectualmente. Ya quedó claro que despertadores no puedo poner todos los días pues hacen sinergia con la Amitriptilina y me ponen eufórico o incluso hipomaníaco. Yo creo que me va tocar seguir durmiendo naturalmente hasta las 9:00 o 10:00 am, levantarme rápido a hacer ejercicio, bañarme y con eso salvo la mañana para tener tardes de trabajo completas y mirar a ver si logro la meta de publicar al menos un artículo por semana.

Gracias por leer este post.

Referencias:
1. Scipion F. ¿Escribir libros para venderlos es un pésimo negocio? LIfe Style Al Cuadrado; 2020. Disponible en: https://www.lifestylealcuadrado.com/escribir-libros-para-venderlos-es-un-pesimo-negocio/. Consultado el 03-Feb-2021.

2. Jamison KR. Touched with Fire: Manic-Depressive Illness and the Artistic Temperament. Free Press Paperbacks; 1994.

3. Jamison KR. Marcados Con Fuego: La Enfermedad Maniaco-Depresiva y el Temperamento Artístico. Fondo de Cultura Economica; 1998.

4. Bravo C. Por qué no tiene sentido traducir tu blog al inglés o catalán. Marketing Guerrilla; 2014. Disponible en: https://www.marketingguerrilla.es/por-que-no-tiene-sentido-traducir-tu-blog-al-ingles-o-catalan/. Consultado el 03-Feb-2021.

Haz un Comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Ad Sense al Final de Cada Post